VENAS NEGRAS

octubre 18, 2014

aves de alas grises contra cielo gris

panza de burro que nos cubre

garúa que se adhiere en los huesos

me dices que no hay amor en esta ciudad

para que negarlo

ciudad gris contra cielo gris

ciudad con corazón de cerro yermo

los neones de sus luces mentirosas no engañan a nadie

los gris es gris aunque se esconda bajo otros colores

aspera superficie

esta piel de brea y cemento que nos cubre

complejos hijos de la griseitud

hemos perdido los colores y nuestro corazón

extraviados en este laberinto de lineas amarillas/blancas que nos delimitan

venas negras recorriendo todo

agobio en cada paso

respiración entrecortada

humedad calando

ojos grises que miran la distancia siempre gris

esperanza vana, ida, ausente

negada

resignación caminando de morado

breves pasos que piden perdón

no hay perdón en una ciudad que no ama

 

PREMURA

septiembre 11, 2014

El hombre temeroso
huía con premura de su sombra
sin saber
que en la esquina
la muerte lo esperaba

DE LA VERGÜENZA Y EL AMOR

septiembre 9, 2014

Cada vez que siento que entiendo algo la vida me cachetea y me dice que no, que aquello que pensaba entendido no es mas que el punto de partida para descubrir muchas cosas que no entiendo y probablemente nunca entenderé. El amor es una de esas cosas.

El mundo se desgañita hablando del amor, miles de autores escriben sobre él, se hacen películas, se escriben canciones, se proclama por todos los medios y finalmente la religión la atesora como el punto mas alto al que un ser humano puede llegar. Nada mas falso, nada mas hipócrita, no hay mentira mas grande.

El amor es un concepto, que para la mayoría, en especial para aquellos que lo gritan hasta el hartazgo, está vacío, no es mas que una apariencia, un ropaje, una excusa. En la realidad, en el día común que poco se tolera y practica el amor; en el fondo al amor se le tiene miedo. Lo que todos los gritones y dogmáticos realmente buscan, como idea paradigmática, es el romance, la relación basada en el chicle globo, en la música cursi, en la pose sexy, en copas de plástico y vino barato.

Hace unas semanas tuve la suerte de participar en el matrimonio de un amigo muy querido, quien, en una decisión pensada y atribulada, deseaba unir su vida con la persona de su elección pero “inadecuada” según los estándares familiares y sociales [al menos de un grupo de la familia y sociedad]. Este amigo, que es una de las personas mas generosas y bondadosas que conozco, fue presa de la duda, de la angustia, del desgaste físico y emocional que proviene del hecho de estar partido en dos; en donde por un lado tu educación, presión social y las expectativas creadas se contraponen directamente y en encarnizadamente a lo que en determinado momento entiendes como “tu felicidad”.

Esta lucha de cerca de 3 años, ha sido desgastante, que lo ha consumido física y mentalmente; esa ruptura interna lo alejó de todo y de todos, se volvió un refugiado de si mismo, un escapista de su sombra, una penuria que respiraba con gravedad cada bocanada. Los efectos son visibles, la inmensidad del peso lo afectó; el desamor del que estuvo rodeado lo golpeó y la profundidad de la duda casi lo termina por quebrar. Que poco tolerantes somos a la hora de la hora, nuestros discursos se disuelven rápidamente cuando nos sentimos invadidos, nuestros ideales tan mentados se hunden pronto y nuestras mas profundas inconsecuencias aparecen raudas ante la presencia de lo diferente ante nuestros prejuicios.

Finalmente, logró vencer sus propios miedos, escondió las dudas, tomo decisiones valientes y se enfrentó a quien tuvo que hacerlo; regresó un poco a los amigos, buscaba la validación de su felicidad [inútil porque nosotros no podemos dársela por mas buenas intensiones que tuviésemos] pero igual se la dimos, lo abrazamos y le hablamos, lo acompañamos en su día y lo vimos ser feliz, por primera vez en mucho tiempo.

Nos leemos.

Adeu…

 

SER

agosto 3, 2014

Finalmente asumí

que no vas a estar, ni estaremos, ni seremos

que el pasado no vuelve

que las oportunidades que se van, son oportunidades muertas

los recuerdos son una ilusión

y el futuro es una apuesta que he de perder

eso no es malo

saber

tener la certidumbre de mi derrota

me entrega la entera libertad para ser

TIEMPOS ESTOS

julio 18, 2014

Son tiempos extraños los que estamos viviendo, tiempos confusos y enredados; tiempos polarizados, de extremos, de odios ventilados y destilados en cada red social; tiempos  de trolls y anónimos famosos, tiempos de memes, de burlas, de selfies, de snapchats, de relaciones casuales basadas en tindr, de felices cumpleaños escritos en el “wall” del “face”, de enterarse de nacimientos y muertes, de compromisos, bautizos, matrimonios y divorcios por ese mismo medio. Son tiempos de la pérdida del pudor, de la intimidad; tiempos de la sobre-exposición, de la búsqueda de los likes y RTs infinitos, de los fan pages, de los contenidos colaborativos. Son tiempos de acercamientos globales, de distancias inexistentes. Son tiempos de la bulla atronadora, de las imágenes continuas infinitas, son tiempos de la estridencia, de las luces de neón, del barullo, del desorden.

Son tiempos de soledad extrema.

A veces tengo la seguridad que estamos perdiendo nuestra humanidad, que los “ceros y unos” en forma de letras, iconitos y fotos reflejados en una pantalla han reemplazado el contacto humano, que ahora se trata de darle sentimientos a un e-mail, que nos expresamos con incandescencia vía Skype, que una imagen en la pantalla pretende ser cálida e íntima, que nos expresamos valiente, abierta y honestamente dentro de la segura distancia y del anonimato que nos provee la web.

Que hambrientos estamos de una mano en el hombro, de una palmada en silencio, de una caricia repentina, de una palabra de amigo dicha cerca mientras te abraza y contiene tu llanto. Que lejos quedaron las visitas repentinas, las noches entre chelas, una guitarra, unas voces desafinadas pero dueños de muchas canciones que hacen mas corta la vigilia. Que urgidos estamos del contacto real, del sexo en vivo, del beso profundo, del sudor mezclado, del entrelace cancino, de la “cucharita”, del amanecer juntos.

Cuanta necesidad hay de mirarse a los ojos en persona, de compartir almuerzos que se conviertan en cenas que se conviertan en piscos que se conviertan en amaneceres; cuanta necesidad hay de callarse, de encontrar el silencio, de desconectarse, de apagar. Que lejos tenemos la capacidad de escucha, que poca empatía entregamos a los otros, cuanto nos cuesta decir mirando a los ojos.

Es una paradoja que en el mundo de la plena interconexión estemos tan desconectados el uno del otro. Cuanto dolor encontramos en los ojos rojos de los demás las pocas veces que sacamos la mirada del celulartabletlaptop. Cuanta muerte solitaria mientras nos encontramos rodeados de todos.

No se si mis abrazos sean útiles ya, si mis besos tengan espacio o mis conversaciones escuchadores; no se si tenemos camino de retorno, si aun hay vuelta atrás; cada vez nuestra colectividad es mas individual, cada segundo mas enajenados y distantes, mas remotos, mas separados creyendo a pie juntillas la promesa de oropel de unión infinita que la WWW nos grita.

Y cada quien sentado zombie frente a su ordenador, tecleando sobre la felicidad, sobre vidas perfectas, sobre protestas justas, sobre nuevas ideas y mientras tanto muriendo por dentro por eso que ansiamos y no llega, por esa invitación que nos permita tomarnos de la mano solamente para sentir el calor que las teclas no nos dan.

Me desconecto.

Adeu…

 

 

 

 

QUE POCO IMPORTA

junio 28, 2014

Cuando me toque decir adiós, como lo diré

que palabras brotarán de mi boca y cuales no podré decir/

siempre regresan estas noches largas y solitarias en donde no me acompaña ni un trago misericordioso

en donde me refugio, bajo que cielo doy rienda sueltas a mis preguntas, quien acogerá las lágrimas que nunca vierto/

serás tu quien me consuele o

será mi hombro en donde se apoye tu cabeza para esconder tu llanto/

aves negras cruzan el cielo gris

mis ojos no las siguen mas/

inundado de preguntas

al final que pocas respuestas importan realmente/

las sonrisas huyen presurosas

y no hago el esfuerzo mínimo por alcanzarlas

que se vayan, igual no las necesito/

como será mirarte de nuevo

recordaré lo que eras o

descubriré que hace mucho te fuiste y ya no estas mas

que solo me queda el espejismo creado por la distancia/

todo se aleja

todo se acerca

o soy yo el que se mueve en vaiven

que poco importa

me quedo con mis preguntas

métanse al culo sus respuestas

 

 

SOBRE LA UNION CIVIL

junio 18, 2014

Con la muerte del proyecto de Unión Civil y la “aprobación” del proyecto de Unión Solidaria no solamente pierde la comunidad LGTB; si bien es cierto, que dicha comunidad es la parte mas visible y quienes directamente mas han perdido, creo que en el fondo perdemos todos.

Digo esto considerando que lo se ha hecho es instaurar un estado teocrático, en donde las creencias religiosas y dogmas de fe, junto con los miedos, poca preparación, amarres y taras de los congresistas, han pasado a tomar las decisiones legislativas del país; se ha dejado de lado la lógica, el conocimiento técnico y el sentido común; los congresistas han abdicado de su inteligencia (muy cuestionable por cierto) para seguir los designios marcados por el, tan lamentable, prelado de la ICAR; para subrayar que con ello terminan “empoderando” a dicho sujeto en sus envalentonamientos anti-progreso.

Una vez mas queda demostrado que el nivel congresal es paupérrimo, que su conocimiento de los temas trascendentales para el país no pasa de lo que ven en las secciones de farándula de los medios de comunicación; una vez mas tuvieron la posibilidad de hacer historia, pero se cagaron de miedo ante el poder del púlpito. 

No solamente tenemos que aguantar su accionar dudoso, sus blindajes, repartijas y faltas éticas, sino que ahora tenemos que aguantar su estrechez de mente y miedo religioso.

Pensar pues, que estamos representados por Martha Chavez, el pastor Rosas o Humberto Lay solamente me da escalofríos y ganas de pedirles que se vayan.

Hoy me queda claro que dos de las mayores taras de este país son la ICAR y el Congreso.

Me desconecto.

Adeu…

CADA MUERTE AJENA

mayo 30, 2014

Cada muerte ajena es una pequeña muerte mía

cada muerte ajena soy yo acercándome

cada muerte ajena es una vacío nuevo

cada muerte ajena es una alarma mas [de esas que no harás caso]

cada muerte ajena es un abrazo menos, un beso menos, una sonrisa menos, es menos

cada muerte ajena es un espacio en blanco

cada muerte ajena es una linea interrumpida

cada muerte ajena no es ajena en absoluto

cada muerte ajena es propia

cada muerte ajena soy yo mirándome morir

YO PISARE SANTIAGO NUEVAMENTE

abril 13, 2014

Y un día regresé, aunque por otro motivo.

Luego de varios años volví a Santiago, quizás la ciudad fuera de mi país donde mas veces he ido; ciudad que aprendí a conocer, sentir y querer. Ciudad de amigos. Hay mucho que aprender de Santiago, su orden, su respeto, su silencio, la recuperación de espacios para beneficio de todos, el control del trafico, el metro y muchas otras cosas; todo esto nos lleva a entender porque el festival Lollapalooza se lleva a cabo en dicha ciudad y no en nuestra ciudad.

Tratare de ser breve en el resumen de los puntos altos, y hay varios; lo primero es la salida del aeropuerto, moderna, simple, rápida, con una carretera hecha para avanzar y llegar en un tiempo moderado a la ciudad: luego tenemos los accesos hacia las instalaciones del festival, fácil, te subes al metro y llegas, unos cuantos paraderos y ya estás, accesos de primera; el recinto, parque O’ Higgins, grande, controlable, espacioso, justamente lo que se presta para albergar a las miles de personas que se dieron cita para este evento (nuevamente una lastima no contar con el espacio original de la Feria del Hogar), para que estar cómodos; la organización fue impecable, la entrada al evento sin mayores inconvenientes, rápido y sencillo; la verdad no tengo quejas graves solo algunas. Tuve la suerte te estar en el VIP y el primer día si hubo un problema con el sistema que daba los tickets para la comida y tragos; se formaron colas que duraron hasta una hora y media; al día siguiente habían solucionado todo y fluyó de una manera estupenda. Hablando del VIP, realmente sensacional, un espacio maravilloso dentro del parque, lleno de arboles y sombra (consideren que estábamos a 30+ grados), con agua y gaseosas a discreción, algo de cervezas y Jack Daniels de manera muy controlada (en la zona general no se vendía alcohol), comida, lugares para sentarse y descansar pero lo mas importante, lugar para dejar las cosas.

En relación con el festival propiamente, vale la pena ir, de verdad lo vale, es una buena oportunidad de ver a muchos grupos buenos sin tener que esperar años para hacerlo, la selección es variada y eso te da muchas posibilidades; pero hay que estar preparados para caminar mucho, para estar parados mucho rato y sufrir el castigo del sol. Vale la pena la experiencia. Hay que armar bien el set que quieres escuchar, un problema es que a veces dos buenas bandas se cruzan y se hace imposible estar en todo, como una lección de vida, las elecciones son importantes.

En cuanto a los grupos estuvo bien en general, con algunas actuaciones estupendas y otras sencillamente decepcionantes. Arrancaré por lo que me gustó: Arcade Fire realmente preparó un show para el evento, se elevaron sobre los demás, Lorde estuvo impresionante; Capital Cities, Imagine Dragons, Portugal the Man, Lucybell, Vampire Weekend, Johnny Marr, Phoenix, Café Tacuba estuvieron muy bien, valió la pena el sol o el frío para verlos. Medianamente mala Ellie Goulding, canta bien, pero la percepción que me dio fue la de la cantante que sale en esa película “Letra y Musica” una estrellita pop arrogante con poses semi místicas. Decepción absoluta con RHCP la verdad parecían una banda amateur, desafinados, asincrónicos, sin voz, 4 amigos en drogas tocando en su garaje. Julian Casablancas, otros desastre, experimental dicen, yo digo que intoxicado con todo, fuera de si, con un sonido a televisor malogrado, con la ecualización malísima, nada rescatable, al menos los RHCP tenían algunos éxitos en el bolsillo. Solo pude disfrutar una de NIN y fue justamente Hurt, una emoción escucharla de ellos, pero sigo pensando que la versión de Johnny Cash es insuperable; tampoco pude escuchar a Soundgarden, por un tema de cansancio y regreso en el metro (quizás se deba coordinar mejor el cierre del metro con el cierre del último concierto). Me perdí algunos a los que me hubiese gustado ir Jovanotti, Pixies y Wailers. Tampoco fui a ninguno de los electrónicos.

El saldo es mas que positivo, el saldo es generoso en todo sentido. Algunas ideas para quienes quieran ir a futuro, i) verifiquen el clima y lleven ropa acorde, ii) lleven gorra y protector solar, iii) busquen un alojamiento cercano al metro y si puede ser un apart mejor, iv) calculen que todo en Santiago cuesta 20-30% mas, v) si pueden comprar VIP háganlo, recontra vale la pena, v) lleven zapatillas muy cómodas, vi) vean el line up y escojan con calma sus artistas para que no esten corriendo de un lado a otro sin ver nada. Creo que eso es todo. Luego hablaré solo de Santiago.

Me desconecto.

Adeu…

CAFE DEL MAL O DEL COMERCIO DE LA FELICIDAD

marzo 16, 2014

No fue un viernes común, o quizás si, desde algún otro punto de vista. Por esos avatares de la vida terminé cediendo para ir a Café del Mar, si, esa discoteca icónica ubicada en los antiguos arenales del boulevard del balneario de Asia; si arenal, que ahora se sienta parte de un “mall” es una novedad, la verdad es que el famoso boulevard no era mas que una serie de estructuras levantadas sobre arena en un terreno baldío.  En fin, regresando al relato; llegamos temprano, claro un concepto como temprano siempre es relativo; y aún no había mucha gente, nos sorprendimos un poco pero por otro lado pensamos que mejor así para poder estar cómodos, sobre todo considerando los comentarios respecto a la cantidad de gente que hacen que esta exclusiva discoteca parezca un vehículo de transporte público en hora punta (incluyendo sonidos y olores).

Estaba yo en medio de mi segundo vodkita cuando de la nada se inicio el primer episodio de este mundo paralelo en el que me/nos vimos sumergidos. Estaba mirando al puerta (mas bien la entrada por que el ingreso es una “L”) cuando entró una chica en cortísimo vestido de licra, con pliegues, de un color rojo sangre salvaje. Llegó autosuficiente y apretada(ísima), dando pasos largos y rectos de “catwalk” como quien participa en Peruvian Next Top Model, pasos que eran dados con unas piernas que serían la envidia de cualquier futbolista local, piernas que se desbordaban y ponían a prueba la resistencia del vestido, y antes de dar el último paso de entrada a la zona del bar hizo ese movimiento con la cabeza (ese que las mujeres hacen para sentirse ricas) en el cual el hiper lacio pelo (tintado en rubio) se bate en el aire de un lado al otro en sensacional revoleo (como comercial de Sedal)  y con el cual te hacen saber que ya llegaron y debes mirarla. La verdad, debo decir que solo podía ver las piernas y sorprenderme de que las leyes de la física permitieran que ese vestido no explotara (un aplauso también para el fabricante).

Estaba recuperándome de esta impresión, cuando la cosa siguió avanzando (o descendiendo, debería decir) y minutos después llego un grupo de chicas (iba a decir manada de lobas, pero ellas, luego de que avance la noche ellas no serian las merecedoras de este epíteto) que ingresaron con el fin de ser las mas divertidas, las mas felices, las mas escandalosas (tampoco lo lograron, la manada real les ganó); entraron en grupo, pegadas unas a otras, con esas risas escandalosas/contenidas que denotan falsa felicidad, los ojos mirando de costadito para ver si se notó su entrada (si chicas, se notó y no para bien) y vestidas con unos shorts que hacían parecer el cortísimo vestido rojo como uniforme de colegio de monjas.

Para hacer breve esta parte; la discoteca se fue llenando de chicas estratosféricamente felices, milimétricamente apretadas y de media nalga al aire; todas aspirantes a bailarinas de alguna banda de moda o, como mejor opción, a cazar una marido; a su paso iban impregnando el aire de una mezcla tóxica de perfumes almizcleros. La fauna circundante me hacia dudar de la “exclusividad” del local. Este tipo de puesta en escena la había visto antes pero en locales de giro diferente, no menos entretenidos, pero diferentes.

Luego de dar una vuelta por el local, salimos hacia la pista de baile, nos acomodamos entre la barra y un “box” privado, lo que nos dio el dudoso privilegio de observar lo que ahí pasaba con bastante libertad.

Lo primero a observar fue una manada de chicas uber felices, de esas que llevan impreso ese sello invisible que grita que ellas no estaban ahí por amor al sujeto que paga las cuentas; aunque en este caso hablamos de un grupo de sujetos, 2 extranjeros y otros 3 o 4 locales. Era una fiesta aparte, un desenfreno que solamente encontraba su límite en la falta de alcohol ; pero me queda claro que, a la velocidad en que lo consumían esa situación se iba a remediar pronto. El champagne, con cerecita dentro de la copa, fluía como si fuera gratis, las chicas lo disfrutaban mucho, sus risas, requiebres corporales y grititos fatuos lo dejaban muy claro.

Debo aplaudir la habilidad de estas chicas para mantener entretenidos a los pagantes (literalmente pagantes), para sostener el alto ritmo de la diversión y felicidad; el modo en que utilizan su cuerpo como una campaña de marketing permanente, como arma de conquista; cada quiebre engreído al ritmo de la música tiene un propósito y busca un efecto en la cabeza de sus estupidizados anfitriones; y cuando eso no es suficiente entonces el contacto físico es lo que se impone. Nunca mejor aplicada esa vieja sentencia que dice “boquita come, potito paga”. En cada bajón de energía en el interés hacia ellas, un breve baile tipo “perreo” en el cual rozaban sus “4 letras” contra la “no pensante” era todo lo que se necesitaba para que la sangre del pagante vuelva a circular con fuerza y sus ojos no se despeguen de las invitantes grupas, anticipando una noche de placer que lo mas probable es que sólo quede en promesa.

Este “modus operandi”, simple pero tremendamente efectivo, estaba regado por varios lugares de la discoteca, a la vista y paciencia de todos; no hay víctimas, todos juegan su papel, todo ese grupo sabe a lo que va, ellas y ellos; acá no hay aprovechamiento de la ingenuidad de nadie, es, no encuentro mejor manera de describirlo, una transacción comercial pura y dura (no tan pura pero dura de todas maneras); acá no hay derecho a queja o reclamo, no hay lágrimas (pero si drama), y si la noche es generosa, todos saldrán ganando, porque cada quien, al amanecer tendrá lo que fue a buscar; algunas un par de “selfies” en la disco donde demuestran que la pasaron chévere en el lugar de moda, para envidia de las amigas, y que con ello están en todas, y los otros una noche de placer sin compromiso, pero quizás no sin consecuencias.

Todos tienen derecho a divertirse, dicen, algun@s a partir del dinero del que gozan, otr@s a partir de las gracias que la genética y el gym les dieron. Cierro como el viejo programa de televisión la Serie Rosa, “… que la noche les sea propicia”

Me desconecto.

Adeu…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 745 seguidores