Archive for 30 junio 2012

EN EL OMBLIGO DEL MUNDO

junio 30, 2012

Hace dos días que llegue a esta ciudad, que es tantas veces nombrada, tantas veces deseada, por tanta gente de tantas partes. La ciudad, bueno el centro histórico se mantiene bello, aunque con algunos cambios q no se si me gusten del todo. Ver un Starbucks o un Bembos con puerta a la plaza no me parece ideal, no se por que siento q la llegada de las corporaciones terminan quitando algo de inocencia a las cosas, ciudades y gente, pero es la modernidad que le dicen.

La oferta turística es intensa, demasiado diría, atosigante; la gente que ofrece no deja de interrumpir el caminar de la gente para intentar ofrecer un paseo o lo que sea, lo cierto es que la mayoría de los intentos fracasan y las personas siguen de largo. He visto que en algunas tiendas venden un polo con el estampado “No Gracias” y es perfecto.

El bullicio es intenso, la mezcla de lenguas, de colores, de olores esta por todos lados; esta es definitivamente la ciudad mas turística del Peru. Es una ciudad de paso para la mayoría, es una ciudad para recorrer, para beberla, fumarla, comerla y la mayoría de turistas hace eso y mas. Es divertida y hasta lo que he visto tranquila, la gente, que se sabe de paso, esta poco dispuesta a la violencia, aparentemente.

Es interesante como se mezclan las razas y credos, pareciera que esta fuera una especie de zona liberada donde se dejan muchas cosas ideologías de lado con la finalidad de vivir alguna experiencia que haga inolvidable la estadía. Otra cosa que llama poderosamente la atención, es ese intercambio cultural en donde los locales se visten como extranjeros y estos como locales, resulta al menos interesante. Hay adicionalmente, una oferta diferente pero evidente, que es la de la compañía sexual, claramente se puede evidenciar en las calles, esto es de mujeres y hombres; es parte del paisaje urbano.

La oferta gastronómica es bastante variada e interesante, hay restaurantes de primer nivel como los hay de niveles inferiores, pero hasta ahora todo lo que he podido probar es bastante bueno, iniciando con los famosos desayunos de Jacks, pasando por unas “falsas papas fritas de choclo” de Chicha, caminando por el sendero de la limonada de menta y piqueos de Los Perros y con un cierre, hasta el momento, de una crema de cebollas en el Bagdad Café.

No hay duda, es una ciudad variada y bella; no obstante, siento que ha perdido algo, no tengo la misma sensación de misticismo, de pureza, de paz, de energía envolvente para mi algo no esta, o quizás sea yo el que ha cambiado y no sea capaz de ver esas cosas mas. Sea lo que sea, espero que la siguiente vez que regrese la ciudad o yo lo hayamos recuperado.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios