Archive for 30 noviembre 2011

UNA MANANA CUALQUIERA

noviembre 30, 2011

Una mañana cualquiera cuando abras los ojos

pensarás que estoy a tu lado

imaginarás que estoy a tu lado

sentirás el calor de mi cuerpo junto al tuyo

mi boca explorando los sabores de tu cuerpo.

Una mañana cualquiera cuando abras los ojos

tu sombra buscará mi sombra

intentarás oir el latido de mi corazón

para calmar las angustias que habitan en tu alma

querrás soltar tus besos de mariposa

para que revoloteen libres por los confines de la cama.

Una mañana cualquiera cuando abras los ojos

tu cuerpo se estremecerá ante la cercanía del mio

buscarás inundar tus pulmones del aire que te faltará

anticipando los juegos que se desarrollarán entre los dos

mientras la mañana camina hacia el ocaso.

Una mañana cualquiera cuando abras los ojos

tendrás la certeza de que se puede tocar el cielo

que la felicidad no es una ilusión sino la realidad que uno mismo crea

permitiéndote creer que lo terreno es lo divino

y lo divino la verdad.

Una mañana cualquiera cuando abras los ojos

te darás cuenta que no está mi cuerpo a tu lado

sino el espacio de mi recuerdo frio

terminarás de abrir los ojos con confusión

la sorpresa invadirá tu alma hasta recordar

que fuiste tu quien mantuvo el espacio vacío

llorarás sabiendo que pude estar y no estoy

lamentarás tus infinitos juegos de desgaste

y querrás redimirte vertiendo lágrimas secas sobre tu almohada

buscarás encontrar mi olor entre las sábanas

para darte la certeza de que un día estuve junto a ti

querrás abrir viejas heridas para sentir un nuevo dolor

que te permita saber que todavía sientes y vives.

Esa mañana será una mañana cualquiera.

Escrito el 25 de Abril de 2006