Archive for 27 abril 2009

ME ALCANZA Y ME SOBRA

abril 27, 2009

Tomo la luna como fuera una pastilla para los males del corazón. Camino por estas calles ajenas con unos zapatos que están cansados de pensar. Soy el errante caminante que toca tu puerta en las noches de sol. Que pensamientos tendrá el tipo de la barra, entre trago y trago, en realidad no me importa saber lo qué el sabe; solamente quiero la tranquilidad que no poseo para mi vida y la idea de una buena muerte.

Camino con la seguridad de la que carezco pero no importa, porque soy capaz de reírme de lo que no tengo. Tengo dudas acerca de quien soy, pero se que papel juego para ti.

Para ti soy el espejo que no miras, tu sonrisa de medio lado, el taxi que no llega, la música que no bailas, el recuerdo que escondes, el extraño de tu lado, el mendigo que le da la espalda a las personas, el borracho que no sabe de licores, el sencillo de tu cartera, la ansiedad de las despedidas; la agitación de tus respiros, soy el sudor de tu frente, el beso en tu cuerpo, el calor de tu piel, las dureza que se pierde, soy mas y soy menos; soy lo que la puta madre quieras que yo sea.

Todo ello lo tengo claro, por que a estas alturas de la vida soy un buen pobre es por ello que me alcanza con una esquina que reconozca, con mi niñez de barrio, con una pelota en la pista, con los días de invierno, con las chicas de por la casa, con mis sueños incumplidos, con los tragos con los amigos, con los recuerdos que aún no llegan, con las heridas sobre mi piel, con las lágrimas con que te borré; escucha bien, con esto me alcanza y me sobra.

Me desconecto.

Adeu…


NO TODOS LOS TRENES

abril 23, 2009

Hace unos días, en la reunión que organizó una muy buena amiga para celebrar su llegada a la base 4, un grupo de coetáneos estábamos conversando animosamente, y de la nada uno de ellos dijo “Hasta ahora no siento que llegó el día donde me levanto y digo – Hoy me siento maduro -“, luego de lo cual se hizo un breve silencio introspectivo donde cada uno intentó buscar esa sensación de madurez que a nuestros años se espera. Luego de ese silencio, empezaron los comentarios y la afiliación total, por parte de los oyentes, al concepto vertido.

En lo particular se que estoy lejos de sentirme maduro, y espero siga así por mucho tiempo; considero que está certeza de no llegar “al día de la madurez” me permite mantener mis ojos y mis oídos abiertos a ver y escuchar lo que la vida ponga delante mío, también me permite mantener una actitud desenfadada y hasta desafiante frente a la realidad que me rodea, aún mantengo las ganas de cuestionar, de aprender, de saber que me pueden meter un “contrasuelazo” y de sentir que estoy en la capacidad de levantarme. Creo que cuando “madure” me habré acercado de manera definitiva a mi lugar de reposo permanente.

Pero durante la conversación se hizo la distinción entre madurez y responsabilidad; por que consideramos que no es lo mismo; todos los presentes en la conversación tienen obligaciones, algunos mas que otros, pero finalmente todos tenemos que levantarnos cada mañana y dar lo mejor de nosotros para sobrevivir mejor que ayer; en ese sentido, cada uno es totalmente tributario de sus actos y también, hasta cierto punto, de la vida de quienes nos rodean.

La responsabilidad nos lleva a cumplir con los rituales que la vida nos impone, a cumplir de manera cabal; la madurez como proceso continuo nos permite aprender de lo andado durante nuestra vida pero,  el “estar maduro” significaba la pérdida de cierta parte de tu energía vital, de las ganas, es como sentirse en la meta para ya no tener que dar mas pasos por que llegaste.

Yo no quiero sentirme con un pie en la meta, yo quiero sentirme siempre como hoy día, en que estoy seguro que no todos los trenes se me pasaron.

Me desconecto.

Adeu…

HASTA EN EL INFIERNO

abril 17, 2009

Yo soy un comodón, de entrada los movimientos exagerados de la vida me dan pereza, una pereza interna total; es por eso que una vez que llego a mi casa me resulta muy difícil salir nuevamente, sobretodo los días de semana; si, si, es un tema de edad y lo reconozco,  por que la verdad hace unos varios años mis ganas de salir a recorrer la ciudad y medirla en centímetros cúbicos de alcohol ingerido eran permanentes, con los resultados que cualquiera puede anticipar; pero hoy ya no es así, hoy opto por dejar que mi flojera venza y me lleve acurrucado a mi cama/patria y desde ahí conectarme con la humanidad gracias a mi conexión inalámbrica, mi laptop y la televisión por cable.

Digamos que eso es lo normal excepto los fines de semana, en donde doy un poco mas de cabida a los excesos que mi cuerpo, en vías de extinción, cada vez soporta menos; a ver de regreso al tema, creo que la diversión, como muchas otras cosas, es una cuestión de ganas y voluntad. Cuando converso con mis amigos siempre digo que, si voy a algún lado es para divertirme, si ya llegué entonces trataré de pasarlo lo mejor que pueda sean las circunstancias que sean (bueno con los límites que el sentido común impone), en caso contrario me hubiese quedado en mi casa.

Es por ello que me cuesta entender a las personas que salen de su casa y llegan a algún lado con cara de poto, sufriendo las consecuencias de una mala decisión o de la imposición por parte de un agente externo; ok no querías ir, te obligaron, pero si ya llegaste pásala bien, no te genera ningún beneficio auto castigarte y sufrir como un miserable sentado en un rincón acompañado de tu mala cara.

Yo he decidido divertirme, entiendo que la vida es muy corta, se pasa rápido y trae suficientes complicaciones en si misma como para inventarme mas e incluirlos; claro que hay momentos en que todo esto queda en palabras y no soy capaz de superar mi propia amargura,  pero intento que sean los menos, me queda claro que el disfrute y la felicidad depende de lo que uno quiera hacer sobre ellas.

Hoy, hasta en el infierno me divierto.

Me desconecto.

Adeu…

POR UN PIANO

abril 15, 2009

Miraba y miraba, tratando de reunir el valor necesario para preguntar y para escuchar la respuesta que se llevaría su amor; que definitiva puede ser una respuesta, que determinante y concluyente.

Finalmente junto el valor y enfrentó la situación.

– Por que no me quieres? – dijo a media voz.

– Por que tus dedos no sirven para tocar el piano – respondió casi sin darle importancia, aún sabiendo del dolor que causaban sus palabras.

No había mas que decir, todo lo demás sobraba como le sobraban esos dedos que no servían para tocar un piano, asi que se levantó y se alejó en silencio, en el silencio en que permanecería el resto de su vida, ese alejamiento se llevó la música que antes lo rodeaba todo.

Se adentró sin pausa en el olvido con sólo un pensamiento dándole vueltas; las razones para perder el amor son misteriosas.

Me desconecto.

Adeu…

DONDE MAS DUELES

abril 7, 2009

Yo soy de noche y es justo ahí donde mas dueles, cuando mis ojos se niegan a darme respiro y mi mente divaga aparéntemente sin rumbo, ahí es donde mas dueles, sobre el colchón vacío, en la habitación fría, en el silencio inhóspito de mi lar.

Tu vacío es mi única compañía y para sentirlo intento abrazar las sombras del lado opuesto de esta cama que me queda inmensa, sabiendo que mi destino es el fracaso inmisericorde; ahí es donde mas dueles. Y dueles durante tanta horas, durante tanto espacio, llenando todo de tu ausencia en el profundo silencio de mis noches infinitas.

No tengo respiro mientras recorro los torcidos laberintos de mi mente, no hay pausa alguna en mi recorrido, no hay angustia tampoco, solo la desolación de la tierra yerma pendiendo sobre mi alma cansada. Mis ojos de búho ciego no alcanzan para ver el día que no llega a tiempo para evitar que se consume de manera plena este dolor que me duele inmenso.

En el quiebre de la noche es donde mas dueles, tantas veces mas, por que se que estoy venciéndola y me liberaré del dolor que me causas, pero también significa que durante el día perderé lo único que de ti me queda, este dolor de tu ausencia, este dolor de tu vacío, este dolor de tu recuerdo inconcluso.

Yo soy de noche, y aún así le tengo miedo, por que en cada una me tengo que enfrentar a mis recuerdos sin ti.

Me desconecto.

Adeu…