ACALLAR

enero 27, 2015

por un minuto quisiera

acallar este silencio estruendoso que me consume por dentro

detener estos caballos galopantes que me rebosan el pecho

quisiera encontrar un resquicio de calma en este mundo insano

 

los recuerdos me traicionan en cada nuevo paso

imágenes, olores, visiones, sensaciones

todo se mezcla para crear esta realidad paralela

la piel me es desleal nuevamente y (re) siente el pasado

 

soy el cazador oculto

que nunca acierta al blanco

disparo sonrisas como balas perdidas

buscando victimas desprevenidas

 

me oculto en la multitud siempre a la vista de todos

en el intento de confundir mis recuerdos

para impregnarme de nuevos

y de ser necesario robando sin pudor los ajenos

 

pero estoy condenado a mi mismo

soy mi penitencia

soy mi lastre

soy mi mal reflejo en el espejo

 

levanto los ojos

buscando encontrar alguna respuesta

solo para encontrar este cielo gris que nada transmite

este cielo mudo que se estrella incesante

 

soy quien no está

estoy pero no soy

debo pero no puedo

puedo pero no quiero

 

que me queda por reclamar

quizás una muerte digna

un olvido rápido

unas lágrimas de cortesía

CERRANDO EL PERIODO

diciembre 28, 2014

Nuevamente llega la fecha, el cambio de año, y nuevamente quiero dejar unas notas sobre lo que me ha pasado en este periodo que arranca el 1 de Enero y termina el 31 de Diciembre. Ya lo dije antes, no es que me importe tanto pero debo reconocer que el ser humano necesita cerrar periodos para tener puntos de referencia, hitos, marcas, señales que le permitan guiarse. Así que sin mas preámbulo arranco.

Este ha sido un año buen en general, con algunos periodos de frustración severa que fueron superados al dejar de presionarme, al dejar de comparar[me] y entender que lo que tenia, me rodea y me ubica era suficiente, que lo demás llegará o no, pero que en todo caso, se conseguirá en base al trabajo, a buenas decisiones y valor. Cuando uno sale del “tumbo” que fácil es ver las cosas, que necesaria es la distancia para darnos un poco de perspectiva y tranquilidad. Que suerte ademas tener amigos que te ubiquen y te ayuden a encontrar esa perspectiva.

También reconozco que mi actitud, especialmente en las redes sociales, ha sido mucho mas critica, mas irónica y mas hiriente; estoy harto, cansado, aburrido, me tienen hasta los huevos los “moralmente puros”, los dogmáticos de cualquier tendencia, los sabiondos populares, los filósofos de mercadillo, los fariseos inocentes, los proselitistas de lo vacuo; harto de la moralina, de lo “políticamente correcto”, de la hipocresía generalizada, del escandalete mediático, de la avalancha de censura, del doble estándar, de “a mis amigos todos, a mis enemigos la ley”. Cansado de la falta de autocrítica, de la visión pobre de los demás, de la envidia [escondida como critica constructiva], de los elogios venenosos, de la palmada en el hombro que no esconde la burla, del paternalismo reinante. Esto ha hecho que me enfrente un poco mas, que sea mas abierto en mis opiniones y que tolere menos a quienes considero encerrados en su dogma.

Creo en la libertad, en la responsabilidad, en el respeto y la tolerancia; pero como principios aplicados en todo momento y no solo cuando me conviene o hablan de las tendencias que les gustan; de ahí mi fastidio con los que predican estas virtudes pero solo la aplican a aquello que les conviene, a aquello que tiene el mismo color que ellos llevan en el pecho; eso es un engaño de los fuertes y no tengo ganas de callarlo mas.

También me he sentido mas viejo, he empezado a ver el futuro de otra manera, me empiezan a asustar cosas que antes eran motivo de risa; no, no le tengo miedo a morir por que es solo un paso mas, pero si le tengo miedo a morir a destiempo [de acuerdo con mis propios planes]; me angustia no cumplir con lo que tengo pensado, con lo que me gustaría hacer y con lo que me gustaría que pasara. No puedo negar que algunos miedos se han instalado en mis huesos; ahora hay que aprender a sobrepasarlos o al menos a vivir con ellos; no hay peor cosa que la parálisis por miedo.

Tuve la suerte de viajar, por placer, un par de veces este año, fueron viajes felices, mentalmente descansados, espiritualmente reconstituyentes, de caminatas, de conversación, de comer, de beber, de descubrimiento, de ir felizmente agarrado de la mano de quien me deja compartir su vida. Agradecido estoy, no puedo decir mas sobre eso.

Parece que la vida sana y los vicios pasajeros se han alejado de mi; ya no hago deporte, pero me alimento un poco mejor y tomo menos alcohol también, quien diría que la caída de uno traería la caída del otro, yo que pensaba que eran opuestos. Espero recuperar mis ganas de hacer mas deporte, creo que es una de las resoluciones que tengo para este año que se acerca.

Que mas viene, no lo se, esperar hacerlo mejor para el próximo ciclo, haber aprendido algunas lecciones, no olvidar los golpes pero tampoco las alegrías, encontrar el balance en mi interior y ofrecer mas a los que me rodean.

CHAVITO

noviembre 30, 2014

normalmente nunca comento ante la muerte de un famoso, morir es el destino para todos; sin embargo, en este caso hago un pare, porque Chespirito me recuerda una época que fue; él era un nexo con un pasado que añoro, él era el protagonista de infinitas tardes con mi abuelo en donde ambos eramos felices testigos de las graciosas desventuras de este niño travieso…… voy a extrañar aun mas esas tardes en la casa grande…. Chau Chavito…

¿RECUERDAS EL PRINCIPIO?

noviembre 3, 2014

No recuerdo la última vez que hicimos el amor, pero si recuerdo que hacia un tiempo que la palabra amor nos sobraba, te sobraba. No recuerdo mucho del final, solamente me quedan el dolor en el pecho y la cerrazón de la garganta. Recuerdo tu despedida, a medias, recuerdo el sabor de mis lágrimas y eso es casi todo. Lo que vino luego fue el desplome de quien era; la espiral de confusión y dolor en las que me escondí junto con las largas resacas post juerga.

Lo que si recuerdo fue el comienzo, como nos conocimos, como nos adoptamos, las ganas infinitas de estar juntos, los nervios, las escapadas, las miradas, las risas, los amigos, la primera vez que hablamos de hacer el amor, la primera vez que lo hicimos. Quizás mi mente decidió quedarse con lo mejor, quizás yo decidí borrar las partes que aun me causan dolor.

Recuerdo esa conversación en el carro, de regreso a tu casa, cuando recién empezábamos a salir y me preguntaste si te haría el amor en ese momento y te contesté que no, que no tenia prisa por hacerlo, que podía esperar.

Como muchas cosas que dijimos, o quizás que te dije, parte era verdad parte era mentira; de lo que estoy seguro que mi amor por ti no necesitaba sellarse con ese acto de intimidad, estaba tan turbado por quien eras, por esa suerte de que me hayas escogido, era tanto lo que dentro de mi explotaba que podría haberme pasado la vida sin tocarte pero con la seguridad de que estabas a mi lado; quizás el otro lado era que moría de miedo, un miedo como nunca antes sentí, el miedo a ser inadecuado, a que te dieras cuenta y no ser lo que querías, de no ser lo que buscabas en esa desesperada ansiedad tuya por ser querida.

Se que me amaste por esa respuesta, se que eso te convenció para quedarte, al menos un tiempo, conmigo.

Nunca logré entender que paso antes de que yo llegara, que te dejo tan maltrecha y herida; no me lo quisiste decir. Aun hoy me pregunto si yo contribuí a tu angustia, si fui un peldaño mas para ese estado de enajenación a la que a veces entrabas. Te juro que quise ser bueno para ti, te juro que quería quedarme contigo toda la vida. Te juro que eras y que te amé con toda la inocencia de la cual era capaz.

He querido estar enojado contigo, tanto como lo estuve conmigo, pero no puedo, entiendo que todo lo hiciste para salvar lo poco que de ti quedaba. Ahora se que antes de que llegaras ya eras un naufragio y que estabas buscando un puerto donde encontrar un poco de paz. Se que tu búsqueda aun continua; nos hemos visto de casualidad y percibí que algunos de tus fantasmas finalmente han muerto pero que otros siguen ahí, fuertes; no me cuesta descubrir tu mirada triste detrás de la sonrisa perfecta; adivino que aun no tienes la tranquilidad que tanto añoras. Como quisiera ser, pero ya pasó mucho tiempo y somos otros.

En el fondo uno dice querer hablar del inicio pero finalmente habla del final, que es lo que realmente importa, que es lo que realmente duele.

Me desconecto.

Adeu…

 

VENAS NEGRAS

octubre 18, 2014

aves de alas grises contra cielo gris

panza de burro que nos cubre

garúa que se adhiere en los huesos

me dices que no hay amor en esta ciudad

para que negarlo

ciudad gris contra cielo gris

ciudad con corazón de cerro yermo

los neones de sus luces mentirosas no engañan a nadie

los gris es gris aunque se esconda bajo otros colores

aspera superficie

esta piel de brea y cemento que nos cubre

complejos hijos de la griseitud

hemos perdido los colores y nuestro corazón

extraviados en este laberinto de lineas amarillas/blancas que nos delimitan

venas negras recorriendo todo

agobio en cada paso

respiración entrecortada

humedad calando

ojos grises que miran la distancia siempre gris

esperanza vana, ida, ausente

negada

resignación caminando de morado

breves pasos que piden perdón

no hay perdón en una ciudad que no ama

 

PREMURA

septiembre 11, 2014

El hombre temeroso
huía con premura de su sombra
sin saber
que en la esquina
la muerte lo esperaba

DE LA VERGÜENZA Y EL AMOR

septiembre 9, 2014

Cada vez que siento que entiendo algo la vida me cachetea y me dice que no, que aquello que pensaba entendido no es mas que el punto de partida para descubrir muchas cosas que no entiendo y probablemente nunca entenderé. El amor es una de esas cosas.

El mundo se desgañita hablando del amor, miles de autores escriben sobre él, se hacen películas, se escriben canciones, se proclama por todos los medios y finalmente la religión la atesora como el punto mas alto al que un ser humano puede llegar. Nada mas falso, nada mas hipócrita, no hay mentira mas grande.

El amor es un concepto, que para la mayoría, en especial para aquellos que lo gritan hasta el hartazgo, está vacío, no es mas que una apariencia, un ropaje, una excusa. En la realidad, en el día común que poco se tolera y practica el amor; en el fondo al amor se le tiene miedo. Lo que todos los gritones y dogmáticos realmente buscan, como idea paradigmática, es el romance, la relación basada en el chicle globo, en la música cursi, en la pose sexy, en copas de plástico y vino barato.

Hace unas semanas tuve la suerte de participar en el matrimonio de un amigo muy querido, quien, en una decisión pensada y atribulada, deseaba unir su vida con la persona de su elección pero “inadecuada” según los estándares familiares y sociales [al menos de un grupo de la familia y sociedad]. Este amigo, que es una de las personas mas generosas y bondadosas que conozco, fue presa de la duda, de la angustia, del desgaste físico y emocional que proviene del hecho de estar partido en dos; en donde por un lado tu educación, presión social y las expectativas creadas se contraponen directamente y en encarnizadamente a lo que en determinado momento entiendes como “tu felicidad”.

Esta lucha de cerca de 3 años, ha sido desgastante, que lo ha consumido física y mentalmente; esa ruptura interna lo alejó de todo y de todos, se volvió un refugiado de si mismo, un escapista de su sombra, una penuria que respiraba con gravedad cada bocanada. Los efectos son visibles, la inmensidad del peso lo afectó; el desamor del que estuvo rodeado lo golpeó y la profundidad de la duda casi lo termina por quebrar. Que poco tolerantes somos a la hora de la hora, nuestros discursos se disuelven rápidamente cuando nos sentimos invadidos, nuestros ideales tan mentados se hunden pronto y nuestras mas profundas inconsecuencias aparecen raudas ante la presencia de lo diferente ante nuestros prejuicios.

Finalmente, logró vencer sus propios miedos, escondió las dudas, tomo decisiones valientes y se enfrentó a quien tuvo que hacerlo; regresó un poco a los amigos, buscaba la validación de su felicidad [inútil porque nosotros no podemos dársela por mas buenas intensiones que tuviésemos] pero igual se la dimos, lo abrazamos y le hablamos, lo acompañamos en su día y lo vimos ser feliz, por primera vez en mucho tiempo.

Nos leemos.

Adeu…

 

SER

agosto 3, 2014

Finalmente asumí

que no vas a estar, ni estaremos, ni seremos

que el pasado no vuelve

que las oportunidades que se van, son oportunidades muertas

los recuerdos son una ilusión

y el futuro es una apuesta que he de perder

eso no es malo

saber

tener la certidumbre de mi derrota

me entrega la entera libertad para ser

TIEMPOS ESTOS

julio 18, 2014

Son tiempos extraños los que estamos viviendo, tiempos confusos y enredados; tiempos polarizados, de extremos, de odios ventilados y destilados en cada red social; tiempos  de trolls y anónimos famosos, tiempos de memes, de burlas, de selfies, de snapchats, de relaciones casuales basadas en tindr, de felices cumpleaños escritos en el “wall” del “face”, de enterarse de nacimientos y muertes, de compromisos, bautizos, matrimonios y divorcios por ese mismo medio. Son tiempos de la pérdida del pudor, de la intimidad; tiempos de la sobre-exposición, de la búsqueda de los likes y RTs infinitos, de los fan pages, de los contenidos colaborativos. Son tiempos de acercamientos globales, de distancias inexistentes. Son tiempos de la bulla atronadora, de las imágenes continuas infinitas, son tiempos de la estridencia, de las luces de neón, del barullo, del desorden.

Son tiempos de soledad extrema.

A veces tengo la seguridad que estamos perdiendo nuestra humanidad, que los “ceros y unos” en forma de letras, iconitos y fotos reflejados en una pantalla han reemplazado el contacto humano, que ahora se trata de darle sentimientos a un e-mail, que nos expresamos con incandescencia vía Skype, que una imagen en la pantalla pretende ser cálida e íntima, que nos expresamos valiente, abierta y honestamente dentro de la segura distancia y del anonimato que nos provee la web.

Que hambrientos estamos de una mano en el hombro, de una palmada en silencio, de una caricia repentina, de una palabra de amigo dicha cerca mientras te abraza y contiene tu llanto. Que lejos quedaron las visitas repentinas, las noches entre chelas, una guitarra, unas voces desafinadas pero dueños de muchas canciones que hacen mas corta la vigilia. Que urgidos estamos del contacto real, del sexo en vivo, del beso profundo, del sudor mezclado, del entrelace cancino, de la “cucharita”, del amanecer juntos.

Cuanta necesidad hay de mirarse a los ojos en persona, de compartir almuerzos que se conviertan en cenas que se conviertan en piscos que se conviertan en amaneceres; cuanta necesidad hay de callarse, de encontrar el silencio, de desconectarse, de apagar. Que lejos tenemos la capacidad de escucha, que poca empatía entregamos a los otros, cuanto nos cuesta decir mirando a los ojos.

Es una paradoja que en el mundo de la plena interconexión estemos tan desconectados el uno del otro. Cuanto dolor encontramos en los ojos rojos de los demás las pocas veces que sacamos la mirada del celulartabletlaptop. Cuanta muerte solitaria mientras nos encontramos rodeados de todos.

No se si mis abrazos sean útiles ya, si mis besos tengan espacio o mis conversaciones escuchadores; no se si tenemos camino de retorno, si aun hay vuelta atrás; cada vez nuestra colectividad es mas individual, cada segundo mas enajenados y distantes, mas remotos, mas separados creyendo a pie juntillas la promesa de oropel de unión infinita que la WWW nos grita.

Y cada quien sentado zombie frente a su ordenador, tecleando sobre la felicidad, sobre vidas perfectas, sobre protestas justas, sobre nuevas ideas y mientras tanto muriendo por dentro por eso que ansiamos y no llega, por esa invitación que nos permita tomarnos de la mano solamente para sentir el calor que las teclas no nos dan.

Me desconecto.

Adeu…

 

 

 

 

QUE POCO IMPORTA

junio 28, 2014

Cuando me toque decir adiós, como lo diré

que palabras brotarán de mi boca y cuales no podré decir/

siempre regresan estas noches largas y solitarias en donde no me acompaña ni un trago misericordioso

en donde me refugio, bajo que cielo doy rienda sueltas a mis preguntas, quien acogerá las lágrimas que nunca vierto/

serás tu quien me consuele o

será mi hombro en donde se apoye tu cabeza para esconder tu llanto/

aves negras cruzan el cielo gris

mis ojos no las siguen mas/

inundado de preguntas

al final que pocas respuestas importan realmente/

las sonrisas huyen presurosas

y no hago el esfuerzo mínimo por alcanzarlas

que se vayan, igual no las necesito/

como será mirarte de nuevo

recordaré lo que eras o

descubriré que hace mucho te fuiste y ya no estas mas

que solo me queda el espejismo creado por la distancia/

todo se aleja

todo se acerca

o soy yo el que se mueve en vaiven

que poco importa

me quedo con mis preguntas

métanse al culo sus respuestas

 

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 745 seguidores