EL ADIOS

A veces el adios no es una palabra o un gesto y no pasa por una pelea, disgusto o una ruptura; a veces el adios son solamente el espacio, el tiempo y el silencio que se van colando entre las personas abriendo brechas delicadas, casi imperceptibles en un principio, pero que se van empujando en direcciones contrarias de manera sostenida.

Como si las personas fueran placas tectónicas y este ejercicio de olvido de lo que fueron o de lo que los unió se convierte en una cuña que los va separando con cada golpe de vida.

O quizás sea una bifurcación en el camino en donde cada uno, sin proponérselo, decide por rutas diferentes aunque al comienzo parezca que lo siguen recorriendo juntos, pero con cada paso se acrecienta la distancia hasta que se pierden de vista.

Tal vez solamente sea el derrotero normal del la vida, los ciclos, altos y bajos, encuentros y desencuentros, llegadas y partidas. La vida haciendo su juego como siempre.

Una respuesta to “EL ADIOS”

  1. Lucky Luciano Says:

    Buenísima reflexión! El adiós es como decís: una bifurcación del camino andado donde cada uno, decide diferente al otro y sin darse cuenta, a cada paso, se van alejando. Claro que no es sólo físico sino también emocional y entraña una gran cantidad de sentimientos cuando la separación se vuelve tangible.

    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: