EL RESUMEN DEBIDO

Aunque siempre parta diciendo que no, cada año termino haciendo un breve resumen de lo que paso en el período que va de Enero a Diciembre, como si ese espacio de tiempo cerrado fuera una garantía de inicios y finales ciertos; sabemos que no es así, que nuestras acciones o circunstancias vienen de antes y se prolongan, a veces mucho tiempo después del cierre impuesto.

El año que se va, arribó, básicamente, en dos tiempos. El primero regido por el cansancio emocional, el desasosiego reinante, el fastidio, el hartazgo y finalmente el dominio de la certidumbre de estar en el lugar equivocado, gastando energías en un sitio donde no sentía que realmente podía aportar en la medida de lo poco o mucho que se. Creo que las certezas llegan luego de efectuar un examen interno profundo y honesto, si pues, esos viajes internos que justamente me dan nombre. Esas certezas, te dan la fuerza para buscar nuevas oportunidades, para abrir camino y tomar decisiones.

Justamente eso pasó, llegó la certidumbre y con ella la toma de decisiones para luego abrir el alma a las nuevas oportunidades. Como ya lo puse en alguno otro post el cambio llegó y nunca mejor tomada una decisión; el ambiente de estreno transmutó algunos pesares por alegrías y eso es, lo que realmente no tiene precio. Aún estamos al inicio de esta aventura, pero hoy me siento mejor que ayer; siendo el punto de inflexión que da comienzo al segundo tiempo, el que ando viviendo ahora.

La vida tienes muchas facetas, una de ella es la laboral y por eso digo que quien niegue el impacto de esa parte en la suma total de la vida, es que o no trabaja o no vive. Por eso era tan importante para mi recuperar el balance, la calma, el equilibrio.

Pero no solamente eso cambio, sino que mi forma de vivir también lo hizo, quizás, empujado por una mosquita irrespetuosa que hoy irrumpe libremente en mi vida y que de alguna manera ha calmado algunos demonios y adormecido uno que otro fantasma; hace mucho no me reviento amaneciendo entre vahos de alcohol, intentando correr mas rápido que la muerte; los días se han vuelto días y las noches se han vuelto noches, cada cosa en su lugar. No me haré el cojudo para decir que no extraño, un poco, esas carreras desbocadas, pero la mayor parte del tiempo prefiero cambiarlas por el abrazo enredado en donde me escondo. Quizás la madurez toca mi puerta o sencillamente me hice viejo.

Este año que termina, lo hace bien; quizás por que cada vez le tengo menos miedo al cambio, quizás porque se que de todas manera va a llegar y prefiero que me agarre mirando y buscando, que sentado escondido detrás de un escritorio; no, no soy un valiente, solamente tengo algo de tiempo viviendo en este mundo y después de varias cachetadas, algunas merecidas otras no, voy aprendiendo algunas cosas.

No hay mucho mas que decir pero lo haré; seguiré escribiendo en mi blog, al menos una vez al mes; quiero publicar un libro, al menos empezar a estructurarlo; quiero retomar clases de fotografía; intentaré bajar de peso, en serio; y no mucho mas, quien mucho abarca poco aprieta.

Lo mejor para ustedes amigos, que la vida les sonría, aunque sea de cuando en vez.

Nos leemos.

Adeu…

5 comentarios to “EL RESUMEN DEBIDO”

  1. Luckitas Says:

    Uno es el arquitecto de su propio destino, peregrino… Y creo que vas más que bien encaminado… Muchas felicidades para vos y para los tuyos, amigo!

    Besos!

  2. Elmo Nofeo Says:

    Este balance de fin de año está al debe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: