DE CUMPLIR LOS SUEÑOS

Hace unos días fui invitado por un buen amigo al Dragón, eso no tendría nada de especial y diferente a cualquier otra invitación, excepto por el pequeño detalle que era para escuchar su banda de “covers” de éxitos de los 80s, que tampoco tendría nada de raro, lo particular de esto es que todos los miembros de la banda, en ella varios amigos míos, estaban por encima de los 40s y era, recién, su segunda presentación “live”.

La noche fue buena, las canciones bastante bien seleccionadas, tocadas con esmero y buena técnica, cantadas con pasión y un toque amateur que las hizo aun mejores; pero lo mas importante de todo era que estos cuarentones, amigos míos, estaban sobre el escenario sujetos a la critica cruel, a la falla descalificadora, al error miserable pero a pesar de todo ello tenían una sonrisa que delataba, sin lugar a dudas, la felicidad inconmensurable de cumplir, aunque sea de manera tardía, con el sueño que tuvieron 25 años antes.

Y a partir de ello, reflexione sobre la importancia de tener sueños; la importancia de atesorarlos y de cuando en vez sacarlos a la luz para dejar que se conviertan en el norte de nuestros esfuerzos; no hablo solamente de los profesionales sino de lo que nos hace completos como seres humanos. Definir esos sueños a partir del descubrimiento de quienes somos para que nuestra esencia y nuestros sueños se alinien y lleguen a un punto de encuentro.

Verlos en el escenario fue revelador, fue emocionante y nostálgico; recordé cuantas veces cantamos juntos durante nuestra juventud, cuantas cosas compartimos y cuanto hablamos de que aquellos que tenían una habilidad musical pudieran formar un grupo y de otras muchas ideas; pero de ahí con el paso del tiempo, los nuevos rumbos y responsabilidades adquiridas fueron haciendo que esos sueños se volvieran lejanos y difusos. Por eso es una reivindicación para todos el verlos parados ahí, rasgando gargantas y guitarras, retomando esos sueños, al menos uno, y hacerlos realidad sin dejarse vencer por el tiempo y el olvido.

Me sentí bien al saber que siempre se puede, que no sera gratis ni fácil, hará falta valor, decisión y tiempo pero que se puede, que siempre se puede recuperar lo que una vez proyectamos ser.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

13 comentarios to “DE CUMPLIR LOS SUEÑOS”

  1. Juan Arellano Says:

    Algo parecido me sucedió hace unas semanas, en el sentido de ver que aquello que nos ilusionaba de muchacho saún seguía haciéndolo, a pesar de las obligaciones, las esposas y la edad.. 🙂 Saludos Pere!

  2. acitsonga Says:

    Que bonito post Pere =)

  3. Elmo Nofeo Says:

    Yo diría que estuvieron brillantes por lo reflejado en sus frentes cada vez más amplias.
    🙂

  4. LemonGuy Says:

    Mira! acabas de decidir lo que haremos en una fecha pronta con la Maga y es que después de algunas loras hemos decidido salirnos a tomar unas copas y claro estas incluido… averigua cuando se presentan de nuevo y nos vamos!

  5. Gipy Says:

    Creo que no solo se trata de cumplir sueños sino de encontrar el tiempo, la manera y la convicción de hacer esas pequeñas o grandes cosas que a cada uno, le llena el alma ahora, hoy, presente. ¡Bravo por ellos y por todos los demás que seguimos buscando aquello que nos haga sentir comletos… salud!

  6. Maga Says:

    Muy lindo pere!
    Me hace acordar a mi papá que ya tiene 60 años (pasu!) y con 3 hijas y varios nietos “encima”, en lo único que puede pensar es en trabajar y poder jubilarse cuanto antes… Pero hace unos meses sintió que no estaba completo y se puso a estudiar un curso que hace miles de años quería… Se le veía la cara de emoción, mismo niño de 6 años cuando entra al cole por primera vez… Y recuerdo que me dijo que no importaba cuántos años tuviera (osea, yo), nunca deje de hacer las cosas que de verdad quisiera o anhelara porque nunca es tarde.

  7. rodeochamp68 Says:

    Definitivamente, Peregrino, nunca es tarde para emprender un sueño. A veces pensamos que por haber cruzad el umbral de la base 4 ya no somos elegibles para tal o cual actividad; el caso de tus amigos músicos es un ejemplo: ellos tuvieron el anhelo de hacer música toda la vida, y hoy, lo han materializado.

    Talvez nos pasamos los años dedicados a otras prioridades, como los logros académicos o laborales, pero siempre se abre esa puerta que nos llevará a realizar los objetivos que siempre quisimos y por los que nuestra vida podrá cobrar nuevos bríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: