ENTRE EL SUEÑO Y LA OBSESION

Reflexionaba entre lo que es un sueño y una obsesión, y en lo mucho que se parecen los dos; lo que nos producen, sus procesos, las angustias, los desvelos, etc.. A veces resulta muy difícil saber que es un sueño y que es una obsesión; de hecho yo creo que no se puede saber mientras los estas viviendo.

Al final creo que llegue a una respuesta, que según mi criterio es de poco uso práctico por que la verificación de la condición de sueño u obsesión no se da sino al final, cuando hemos cumplido la meta.

Ahí va, la diferencia entre el sueño y la obsesión se basa en la sensación que nos deja el cumplimiento del objetivo; si una vez logrado nos deja una sensación de felicidad y plenitud estamos ante un sueño realizado; si por el contrario nos deja inconformes y vacíos estamos ante una obsesión .

En casi un mes es todo lo que he podido pensar, que bestia, como he perdido el contacto con el blog; si reconozco que el tuiter tiene que ver, pero también creo que llevo una cierta saturación, he perdido la paciencia para escribir largo y de cierta manera mi cerebro se ha apagado en algunos aspectos para poder sobrevivir; no prometo regresar seguido, pero prometo no irme del todo.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

5 comentarios to “ENTRE EL SUEÑO Y LA OBSESION”

  1. Elmo Nofeo Says:

    Creo que has sido seducido por el inmediatismo del tuiter,
    mientras que a otros los ha arrastrado el figuretismo del facebook,
    pero quienes mantenemos un blog es porque tenemos algo interesante que decir mas allá de “escuchando a …” o “que buenas fotos”.

    Volverás.

  2. Adri Says:

    A mi tmb el twitter me tiene medio alejada del blog 😦
    Besos

  3. el perro Says:

    Yo estoy alejado del blog por razones de estudio, pero ganas no me faltan de escribir, lo que no hay es tiempo

  4. Absynthe Says:

    Todo va por épocas. Ya volveras. O no. Y está bien.

  5. Jorge Says:

    Los que tenemos un blog no escribimos porque tengamos algo interesante que decir.Es más, lo que escribimos no le interesa generalmente a nadie.

    Al igual que a Allan a mí lo que me falta es tiempo. Cuestión de organizarse nomás.

    Yo siempre trato de evitar que mis sueños se conviertan en obsesiones pues esto no solamente distoriona el espíritu inicial del anhelo sino que se convierte en un obstáculo que limita nuestra cotidianeidad.

    Saludos

    J

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: