CUANDO NO FUIMOS FELICES

Te acuerdas cuando no fuimos felices, cuando decidimos ignorar las caricias fáciles para sumergirnos en esa personal carrera armamentista que nos llevo a librar cientos de batallas dentro de los límites de la cama; te acuerdas cuando tus caricias tenían el sabor de la sal y las mías la delicadeza de un azote; te acuerdas las veces que renunciamos a los besos fáciles para entregarnos a sorbernos los últimos resquicios de nuestra piel; me acuerdo de tantas cosas que ya debí olvidar.

Todo lo que ese saber previo nos permitió vivir no fue otra cosa que un premio a la aceptación, a la renuncia de la felicidad como “modus vivendi”, casi Zen, casi espiritual; la idea era simple, no busques ni te declares feliz solamente vive con intensidad; te acuerdas las horas tirados en la cama fingiendo querernos solamente para poder amarnos, te acuerdas las idas y venidas de nuestros argumentos antagónicos buscando iniciar la lucha desigual, por que nunca nos dimos ni ventaja ni tregua, porque siempre buscamos causar el mayor daño posible, por que solamente eso respetábamos, la lucha al máximo nivel, entregando todo sin guardar ni una pizca de nada, pero siempre escondiendo algo.

Ahora rememoro y me río de manera egoísta, ya que no me da la gana de definirle a los incautos el por que de mi gesto cuando hacen la pregunta pelotuda; rememoro y toco suavemente las cicatrices sobre mi piel y se que estás presente en cada una de ellas, que siempre fuiste un animal enjaulado esperando paciente que el cirquero ingresara inocente a tus dominios, siempre diste el primer mordisco, siempre; hasta cuando el juego perdió las luces que alguna vez tuvo.

Yo me acuerdo de cuando no fui feliz contigo, y trato de buscar nuevamente quien no me haga feliz así igual que tu lo hiciste. Pero resulta que es difícil, todos quieren arañar un poco de polvo mágico de campanita para poder volar a la tierra del nunca jamás en la búsqueda de la felicidad eterna, parece que no logran comprender que por culpa de esa ilusión no disfrutan de aquello que deben; mirando permanentemente hacia el futuro prometido se olvidan de ver el efímero ahora.

Extraño mi no felicidad, mi guerra con tu guerra, tu cuerpo con el mío, mis ganas con tu indiferencia, tus ganas con mi orgullo; extraño todo lo que no fuimos, pero extraño mucho mas todo lo que llegamos a (ha)ser.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

Etiquetas: , ,

16 comentarios to “CUANDO NO FUIMOS FELICES”

  1. Ms. M Says:

    Cómo es no? A veces por buscar lo tan perfecto y eterno nos perdemos de muchas cosas….

    Yo también me acuerdo de mi época no felicidad….

    Beso.

  2. Frankie Says:

    ¿Amor serrano? ¿Te gusta el golpe?

    O simplemente los versus fueron los mejores momentos.

  3. Elmo Nofeo Says:

    El amor de pareja exije
    encuentros y desencuentros,
    risas y lágrimas,
    seducción y entrega,
    cóncavo y convexo.

  4. Adri Says:

    yo tmb extraño esos tiempos en que no fuimos felices, y mucho
    bsos

  5. Reflejos del Sur Says:

    “No busques ni te declares feliz solamente vive con intensidad”

    Me cuesta entender un poco eso de no buscar la felicidad, ¿acaso no es posible vivir con intensidad pensando que eso es exactamente lo que nos hace felices?

    No lo sé… pero tus palabras se quedan grabadas para cuestionarme eso que llega y se va!

    RDS

  6. Ninagoya Says:

    Es la descripción de mi vida actual…quisiera poder comprender porque pasan estas cosas…

  7. dmoOn Says:

    Si eso no era felicidad, entonces estoy buscando algo que no existe

  8. caserta Says:

    Hmmmm triste texto…… por momentos muy intenso, por momentos muy letra de canción de Arjona.
    Creo que escribes muy bien cuando lo haces con sinceridad y simpleza.
    El problema es que pasas todo por un tamiz, por un filtro que trata de desdibujar el meollo de las cosas, la naturalidad de los sentimientos, la crudeza del hecho.
    Valor!
    Si a estas alturas de tu vida decidiste vivir, pues vive de frente y sin complejos.

  9. Petisita Says:

    Pereeeee que hermosas imagenes has construido!!! Hasta me hiciste sentir quizas rememorar mis epocas de no felicidad. No que ahora sea feliz, pues no me dtengo a nalizar si lo soy pero bueno, que te puedo decir, que yo, que ya deconstrui (se dice asi) el amor y todo lo que salga del corazon con tu escrito volvi a recordar viejos sentires.

  10. Marea Says:

    Ayayayay, a estas alturas de mi vida prefiero estar sola a una relación de ese tipo.

  11. Ros Says:

    No se pero me recuerdas a alguien peregrino…! a alguien que quise mucho

  12. Lafrau Says:

    A veces nos empeñamos tanto en algo que lo único que conseguimos es la infelicidad de la perosna a quien queremos hacer feliz y de nosotros mismos.

  13. Ardid Says:

    Y dime, ¿piensas en lo que sí llegastéis a se? ¿en lo que podríais ser en un futuro, cuando ella esté?

    Saludos.

  14. Ros Says:

    por que estas tan seguro de eso? El futuro es impredecible…y en la guerra y en el amor todo se vale..

  15. el perro Says:

    “El amor, la peor de las guerras” ouo ouo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: