CONFESIONES DE PARTE

A veces la inspiración es prestada; en este caso lo es, ya que a partir de un post brillante escrito por La Chica 10 he tenido un momento de reflexión sobre lo que yo no me arrepiento, o mejor dicho sobre como he llevado mi vida en estas casi 4 décadas en las que ando por este mundo.

Siempre digo que yo nací con el terno puesto, lo digo en son de broma pero en el fondo algo de cierto hay; la compostura y la formalidad han determinado el rumbo de mi vida; soy un ser intrínsecamente formal, soy el que escoge siempre la alternativa mesurada, el que mide el riesgo y calcula posibilidades, el que analiza escenarios y lanza hipótesis; no lo niego, es lo que soy. No se muy bien en que momento se inició este modo de vida o si sencillamente nací con ello; quizás sea una coraza de protección, quizás soy hiper consiente de mis muchas limitaciones, quizás no estoy dispuesto a pagar el precio de quienes llevan una vida mas cerca de los límites y por eso necesito resguardarme dentro de las estructuras ajenas o quizás sencillamente soy un tarado sin iniciativa o sin fuerza para llevarlas a cabo.

Durante mucho tiempo he tenido miedo, miedo de lanzarme sin red de protección y he ajustado mis variables para que siempre estén dentro de una ecuación segura; reconozco que me han faltado fuerzas, que he desperdiciado ocasiones, que no me aferré lo suficiente a quienes amé, que no dí todas las batallas que debí, que mis gritos siempre fueron mesurados y dentro de los límites correctos de decibeles; como dirían algunos, que viví “pasado por agua tibia”; esto lo reconocí y lo he declarado con claridad en un post llamado La vida de los Toros, no me avergüenza que esta sea mi vida, por que son mis decisiones, las mías, las que llevan la rienda de la misma.

No digo que mi vida sea aburrida, y menos ahora, en este caminar he tenido algunos episodios de valentía esporádica, he transgredido algunas normas y tengo escondidos mas de un secreto; pero el miedo al dolor me ha condicionado, esto lo tengo claro. De alguna manera siento que nunca llego a recuperarme del todo, que sigo viviendo y la sonrisa permanece instalada en mi cara, pero que las heridas continúan  sangrando, brevemente pero sin pausa, y que eso me llevará en algún momento a quedarme seco por dentro. He perdido muchas veces, mas de las que he ganado pero aún tengo ganas; he tenido intensiones de dejar todo a un costado y sencillamente detenerlo, he mirado la locura desde muy cerca y la he querido hacer mia pero eso es caminar por otros rumbos.

Hoy es un poco diferente, tal vez por que entiendo que el tiempo se acaba, tal vez por que no le debo nada a nadie, tal vez por que me he vuelto mas egoísta; tal vez por que encontré un poco de valor escondido en algún lugar de mi interior; hoy tomo mas riesgos, sigo abajo en el marcador pero me siento mas preparado para asumir con un poco de humor mis derrotas.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

Etiquetas: ,

17 comentarios to “CONFESIONES DE PARTE”

  1. Akira Says:

    Muy sabio chiquillo.
    Todos, en menor o mayor medida tenemos algo de todo esto que has dicho.

    Saludos!

  2. Raulín Raulón Says:

    Bueno, digamos que estás pisando el acelerador porque… ¿no tienes ya nada que perder? Esa etapa debe ser encantadora.

    Yo aún tengo que seguir con mis apuestas. Por eso, prefiero la vida real a los videojuegos, definitivamente es el juego más apasionante.

  3. Elmo Nofeo Says:

    Cada quien recorre el camino de la vida a la velociad que lo considera conveniente.

    Hay quienes hacen ese camino en menos de 20 años, después de dar por satisfecha todas sus aspiraciones, después de alegrarse consuetudinariamente el espíritu, después de probar más sexo que amor, un día deciden prestarse el carro del papá y dar por terminada la carrera.

    Otros deciden hacerla en 30 o 40 años, sacarle el máximo provecho a los viernes, suelen comer mal, trabajar en exceso, descuidar a sus seres queridos y amigos (no todo el que te invita un trago es tu amigo), creen aún en la magia del poder y del dinero, hasta que un día el cangrejo le agarra del colón y no lo suelta hasta que abandone el juego.

    Algunos la ven como una partida de ajedrez o un partido de fútbol bien parejo, en el que se debe dedicar un primer tiempo a estudiar al rival, una vez que se conoce a que juega el contrario ya pueden pisar el acelerador he intentar el jaque mate, esto es seimbras para cosechar. No apto para quienes tienen la necesidad de ganar en el corto plazo.

    Finalmente, estan los que ven la vida como una carrera de largo aliento, sabes que no vas a salir vivo pero juegas tus días una por una, sin regalar ninguna jugada, sin tomar riesgos innecesarios y alargándola lo más que se pueda como se hace con un buen café.

    Lo importante es no tener nada de que arrepentirse y una vida con excesos te deja buenos recuerdos (que los vas necesitar ya una vez canoso) pero vienen acompañados de algunos arrepentimientos.

    La vida es el único juego en el que no vale repetir y eso merece tomar algunas precauciones. ¡Juégatela como relamente tú quieras!

  4. peregrinoinmovil Says:

    Akira: Nada de sabio, viejo nomas.

    Raulín: Tengo que perder muchas cosas, pero siento que estoy menos aferrado a ellas.

    Elmo: Es cierto, cada uno debe vivir como mejor le parece, lo único, con los ojos abiertos y sabiendo que todo, todo tiene un precio a pagar.

  5. Elmo Nofeo Says:

    Casi me salió un post.
    El día que no tenga nada que postear, regreso por acá, copio y lo posteo.
    🙂

  6. peregrinoinmovil Says:

    Elmo: Estoy de acuerdo 🙂

  7. Maga Says:

    Nunca es tarde para cambiar siquiera un poco no??
    Cuando vivimos evitando sentir o pasar ciertas cosas, al final no vivimos del todo…
    PD: Pasu, 4ta década!! jajaja, igual siempre serás el Pere =)

  8. peregrinoinmovil Says:

    maga: uno cambia cuando el total de su voluntad así lo determina, ni antes ni después; el tema es la libre elección de la velocidad en que uno quiere vivir.

  9. Fiore Says:

    Los años pasan, la vida cambia, las decisiones tomadas en un principio también uno siempre quiere terminar derrepente con algo que contar a los nietos pero definitivamente haber vivido la vida a su esplendor.

    Bsos de esposa primeriza y Recién casada

  10. el perro Says:

    Por eso eres peregrino, más no un asceta. Somos como somos y mientras no le jodamos la vida a nadie…

  11. El chico nube Says:

    Es curioso como -determinados por nuestra temporalidad- vemos la vida como un camino, con un inicio y un final. Y, en esa lógica, buscamos que ese camino tenga un curso, por personal que éste sea: calculamos nuestros avances, nos detenemos ante el peligro, analizamos nuestras derrotas, reconsideramos nuestra estrategia. Como dice, Elfo, vemos la vida “como un juego en el que no vale repetir”.

    El problema es que no todos quieren jugar y que la vida es la que termina jugando contigo.

  12. Yani Says:

    al leerte senti que tus alas -a pesar de las heridas- exhiben algo parecido a la plenitud, salud!!

  13. peregrino Says:

    CN: La vida siempre es la que gana, lo nuestro es pírrico.

    Yani: Es cierto, algo parecido.

  14. GINNA Says:

    EL DOMINGO PASADO UN AMIGO ME PREGUNTO: COMO TE HA TRATADO LA VIDA? Y CON CARA (ME IMAGINO) DE WOW, LE CONTESTE: ME HA TRATADO MUY, MUY BIEN.

    LA VERDAD DESPUES DE MIEDOS, DE FRACASOS, LLANTOS Y TANTAS COSAS COMPRENDO CADA DIA MAS QUE LA VIDA ME QUIERE. QUE A VECES AUNQUE PARECIERA QUE NO TENGO NADA HE PODIDO DISFRUTAR DE TODO.

    ESPERO QUE A TI TAMBIEN TE SIGA TRATANDO BIEN LA VIDA COMO PARECE QUE LO HECHO HASTA AHORA.

    HASTA PRONTO.

  15. digler Says:

    al final cada quien hace lo que mejor le viene,despues de todo, se trata de la vida de uno mismo.el aprender o tomar mayores o menores riesgos sólo depende las perspectivas personales.

    los demás al diablo

  16. dmoOn Says:

    Desde niña tenia pavor a hacerme una herida o que me tengan que poner yeso. Por ello nunca fui buena patinadora ni aprendi a montar bicicleta.
    De grande, quise hacer todas las cosas que pudiera, hice cosas que quizas no deberia, pero he aprendido que debo usar el cerebro de vez en cuando. Hay cosas de las que me arrepiento y otras de las que no me arrepiento, todas ellas me hacen la persona que soy =D

  17. iziar leugers Says:

    gracias por el cherry :o)
    nunca es tarde para empezar, peregrino… a tus 40 aun tienes harto tiempo para arriesgarte, equivocarte, aprender cosas nuevas y volverte a equivocar, asi te quedes con el terno puesto.
    algunos caminan y otros corren, pero la cosa es disfrutar el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: