LA VIDA DE LOS TOROS

Esta leyendo un artículo publicado en la revista Etiqueta Negra(1) en el cual se trataba al respecto de los niños franceses que se preparan para ser toreros o matadores de toros; en algún punto de dicho artículo la autora del mismo hace una comparación entre la muerte de los toros de lidia y aquellos “beneficiados” en el matadero y se hace las siguientes preguntas “¿Que es mejor?¿Que es peor?¿El espectáculo público de un toro muerto a banderillazos o la matanza privada de un animal que jamás ha podido correr al límite de sus fuerzas?”.

A partir de ahí me puse a pensar cual es la diferencia con nosotros, con lo seres humanos y me hago la misma pregunta ¿que es mejor?¿Nuestra vida simple, tranquila, ordenada, llena de costumbres o una vivida al extremo, tomando riesgos, buscando que nuestro torrente sanguíneo se vea invadido por golpes de adrenalina una y otra vez?

La mayoría de nosotros muere en privado, en silencio, tímidos, desapercibidos por casi todos; donde nuestro matadero personal puede ser la casa, la oficina o nuestra ciudad; la mayoría de nosotros nunca corrió libre al límite de sus fuerzas, pocas veces hemos examinado nuestras capacidades a fondo, nos contentamos con un breve esfuerzo que representen dosis mínimas de dolor. Hay quienes no.

Cierto que no puedo decidir por nadie como vivir su vida, yo decido por mi (que ya es bastante), yo decidí morir en el matadero, en privado, en silencio, desapercibido; nunca he negado que me resulta confortable el matadero.

Es cierto que a veces uno envidia esa fuerza y libertad de quienes corren a galope por la vida e intenta por ello emular a esos espíritus libres que se nos presentan como invencibles, ajenos a todo, inclusive a la muerte. Pero creo que es cuestión de espíritu, del yo interno que te dicta, o debería, cual es el camino que uno debe tomar, y el ir de la mano con lo que ese Yo te indica es una manera de encontrar el equilibrio.

Yo se que transgredo, pero mis transgresiones son paupérrimas, irrisorias quizás hasta tristes, pero son mías y eso me hace tocar de alguna manera ese espíritu del que carezco casi por completo y me contentan lo suficiente como para aceptar cual es mi propio camino.

No todos somos toros de lidia.

Me desconecto.

Adeu…

(1) Articulo escrito por Renée Kantor, edición número 67, pag. 12, Título “Los niños toreros de Francia solo sueñan con matar”.

Anuncios

26 comentarios to “LA VIDA DE LOS TOROS”

  1. Lemon Guy Says:

    Es una cuestion de elección personal … los q corremos no podemos entender la parsimonia de algunos … después de todo el minuto q acaba de pasar jamas volvera y al final del camino q recordaremos cuando la vida nos postre en una silla … yo no pienso lamentarme.

  2. malchick Says:

    Típico de un géminis como yo. Me gustan las dos cosas. Vivo, por el momento, una vida sosegada, sin emociones muy fuertes o nada que me tenga al borde. Pero he tenido mi época en que la adrenalina tenía que estar ahí acelerando el ritmo cardíaco. Me gustan las dos cosas por igual. Aunque me aburro algunas veces con esta vida tranquila.

  3. peregrinoinmovil Says:

    Lemon: Cada uno toma las decisiones que le parece mejor, todas tienen un costo asociado, por que nada es gratis; y el mismo minuto pasa para todos.

    malchick: Es difícil decidirse, yo creo que uno debe hacer aquello que le nace y si te nacen los cambios, pues así será tu vida.

  4. acitsonga Says:

    Yo soy toda una vaca hindu =D

  5. peregrinoinmovil Says:

    acitsonga: que bueno verte por acá nuevamente. Las vacas hindúes no la pasan mal.

    Nos leemos.

  6. dmoOn Says:

    Cuando lei ese articulo, mas me preocupó que los niños estudiaran y desearan (en lugar de ser médico o ingeniero) matar toros para divertir a un público.
    Respecto al tema, creo que un balance es necesario, no quiero ver pasar la vida, pero a mil por hora es demasiado rápido.

  7. kevin Says:

    “¿Que es mejor?¿Que es peor?¿El espectáculo público de un toro muerto a banderillazos o la matanza privada de un animal que jamás ha podido correr al límite de sus fuerzas?”.

    que podemos hacer para ir hasta nuestros limites, que podemos hacer para terminar abanderilladamente muerto frente al publico.

  8. Jorge Says:

    Yo ando medio retirado del ambiente artístico pero me precio de haber vivido al límite durante muchos años.Es más, me sorprende no haber perecido en el trayecto.

    Si bien he confesado públicamente mi placer acomodaticio por mi nuevo status de vez en cuando compruebo que las ganas por caminar el el “wild side” siguen intactas. Por eso hay que conocer las dos aceras y no temerle a nada,tan solo a no tener tiempo para haber visto,vivido y sufrido lo suficiente.

    See you tomorrow

    Schatz

  9. Yani Says:

    bien por acitsonga, lo de la vaca sagrada me hizo sentir identificada (lol)

  10. Fiore Says:

    Es decisión personal que va enraizado por costumbres y gustos.

    En mi caso, no va con mi manera de pensar
    Bsos de esposa primeriza

  11. laura zaferson Says:

    Ya lidiar con uno mismo es faena, querido.

  12. Gigi Says:

    Es una decisión personal el tipo de vida que elegimos.

    Ahora bien:

    “…¿Que es mejor?¿Que es peor?¿El espectáculo público de un toro muerto a banderillazos o la matanza privada de un animal que jamás ha podido correr al límite de sus fuerzas?…”

    ¿acaso le preguntaron al toro?

    Asi no se juega…

  13. Clonpi Says:

    Iba a escribir algo sobre la indignacion que me causa esa cultura de la tauromaquia, pero como de eso no va el post, dire:

    Si se trata de ganarme la vida, yo me quedo en mi escritorio nomas. O sea no me juego con mi futuro o mi comodidad. Para mi, la aventura es cosa hecha para las vacaciones o momentos de relax.

    Hay gente que hipoteca su casa para lanzarse a negocios que no saben en que terminaran, pero yo no haria ni de broma.

    Saludos.

  14. Juan Says:

    Dicen que cada quien escoje su propio matadero… Saludos.

  15. Chico Nube Says:

    Estupuenda reflexión. Como dice el poema (al parecer no era de Luis Hernández), “hay personas que nacieron para la luz del día y otras que nacieron para un vago fulgor”.

  16. Reflejos del Sur Says:

    Me encanta pensar en esto… indago con mi espiritu para ver qué tipo de toro quisiera ser y concluyo que de los que han corrido en la plaza y por ser indultados un día mueren en el matadero.

    Abrazo,

    RDS

  17. Elmo Nofeo Says:

    “La luna se esta peinando
    en los espejos del rio
    y un toro la esta mirando
    entre la jara escondido

    Cuando llega la alegre mañana
    y la luna se escapa del rio,
    el torito se mete en el agua
    embistiendo al ver que se ha ido.

    Ese toro enamorado de la luna
    que abandona por las noches la manada
    es pintado de amapola y aceituna
    y le puso campanero el mayoral.

    Los romeros de los montes le besan la frente
    las estrellas y luceros lo bañan de plata
    y el torito que es bravio, y de casta valiente,
    abanicos de colores parecen sus patas.”
    (“El toro enamorado”)

    Lucha como un toro
    aunque eso te lleve a luchas desiguales
    como con los toros de lidia,
    y aún asi sea por un reflejo de luna,
    siempre brillarás como una estrella.

    Saludos.

  18. Maxito Says:

    ¿Qué rumbo seguir? A veces (la gran mayoría) lo mejor es no pensar, fluir, volar… Seguir aquel instinto interno que , de seguro, a algun lado te tiene que llevar. Muy bonita analogía pere…:)

    Saludos, un fuerte abrazo!

  19. digler Says:

    creo que se trata de tener en cuenta que sólo tenemos una oportunidad en este lugar. aprovecharla o dejarla pasar ya depende de cada uno

    finalmente,la forma de morir no resume lo que hicimos en vida. a veces cada quien se lleva lo mejor de lo que vivió sin divulgarlo.

  20. luis sanchez Says:

    Alucinante comparación, mi estimado pere.
    Mientras los señores vacunos están a merced del uso que les quiera dar el ser humano, nosotros estamos atrapados en el complicado sistema creado por nuestros ancestros. La libertad tiene sus riesgos y la vida es sólo una, así que mejor así nomás. El alimento balanceado no está tan malo.

  21. el perro Says:

    Pensaba decir algo parecido a lo que comentó Digler, pero él ya lo hizo mejor.

  22. Jose Carlos Says:

    Aca yo tengo una opinión bien marcada, y creo que la libertad para manejar cada uno su vida debe de verse desde un punto de vista etico, es decir, desde lo que “esta bien” para el bien social, no solo de uno.
    Me explico: creo que uno no es dueño absoluto de como maneje su vida. Mas bien, creo que el universo tiene cierto “orden”, y uno es responsable de la parte de orden que le toca. No deberiamos ir por ahi alterando el orden de todo… creo que cada parte del mundo es en si el todo, y cada parte esta relacionada con el resto, de ahi que no la libertad se restringe mucho mas alla de las restricciones aparentes dadas por la sociedad. Y si vas a mil por hora, es dificil no alterar el orden del resto.
    Claro, si es que llegas a creer que es asi (que tu mundo esta formado tanto por tu entorno como por lo que pasa en la India, por decir algo), entonces ya no hablariamos de restricciones a la libertad por actuar en funcion al resto y a ti mismo, sino de actuar por conviccion propia.

    Saludos Pere
    jc

  23. Acido Says:

    Mi hermano murio hace un mes exactamente. Tenia 53 años. Trabajaba conmigo (socio) y todas (TODAS) las mañanas entraba al mar, agarraba su ‘chingo’ (especie de kayak abierto) y corria olas en la pampilla. Los fines de semana era en cerro azul o pepinos. Ocasionalmente punta rocas. A medio dia (de cualquiera de esos dias) solia montar bicicleta desde el club waikiki (por la rosa nautica) hasta el morro solar, llegaba a pasar la ultima antena de television en lo alto del morro, donde no hay civilizacion ya.

    Murio de un infarto. Montando bicicleta. En la punta del morro. Pasando la ultima antena. No hubiera querido irse de otra manera. O quizas si. En el mar, una mañana, al lado de su chingo.

  24. peregrinoinmovil Says:

    Acido: Lamento escuchar sobre la partida de tu hermano, pero es lo que es y nada mas. Tuvo la suerte de irse haciendo lo que le gustaba aunque nadie le preguntó nunca.

    Tu comentario me lleva a pensar si en realidad importa cuestionarse la vida de los toros, al final, hagamos lo que hagamos igual partiremos y lo que dejamos es, con suerte, un buen recuerdo.

    Eso es todo.

  25. Fabreu Says:

    Coincido con Lemon Guy, y en esa misma línea me pronuncio sobre el tema en cuestión….

    Nosé si os parece inoportuno -aunqyo creo q no lo es- y por ello citaré el soliloquio de uno de los personajes de Calderon de la Barca:

    ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño;
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son.

    Creo q no hay necesidad d comentar esos versos… os mando un abrazo Mr Peregrino

  26. Dusachush Says:

    Which WP theme are you using?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: