EL RECUERDO QUE NO DEJO

Confieso que entre las cosas extrañas que efectúo durante mis mañanas en la oficina es leer los obituarios que salen en El Comercio, no me pregunten desde cuando y por que, pero siempre me ha atraído su lectura y mientras leo los nombres de esas personas intento, de acuerdo al texto que lea, imaginar quienes eran, quienes son las personas que los despiden y si realmente los querían.

Leo a veces, los padres, la esposa o esposo, hijos, hijas, nietos, bisnietos, sobrinos y eso me da alguna medida de lo que esa persona vivió y de quien estuvo rodeada, claro, ya se que puedo estar equivocado sabiendo que esa publicación no es otra cosa que un formalismo, pero no puedo evitar que esos pensamientos crucen mi mente, junto con otro, mas bien junto con una pregunta, ¿Alquien me recordará cuando me haya ido, que dirá mi obituario, alguien se tomará el trabajo de publicarlo?, y digamos que por esos rumbos divago.

Lo cierto es que no tengo respuesta, lo cierto es que no sé si dejaré descendencia en este mundo, sobre lo cual tengo una manera personal de pensar; no sé si quienes me sobrevivan tendrán las ganas o el cariño necesario para hacerlo; no sé si valga la pena que se haga; no sé si deje un recuerdo en las personas que sea suficiente.

Creo que la inmortalidad se alcanza si el recuerdo que uno deja permanece dentro de las personas, si uno se vuelve una referencia de vida, ya sea para muchos o para pocos eso no es lo importante desde mi punto de vista, el punto es ser un hito dentro del camino de los demás, de quienes me rodean; y es ahí donde mas me cuestiono, ¿Estoy haciendo lo suficiente para dejar una memoria dentro de las personas que valga la pena o es que será acaso mas fácil dejarme ir?.

Mi respuesta es que no tengo la mas remota idea, por que creo que uno no logra medir el impacto de su propia vida en los demás; de lo único que somos capaces es de medir el impacto que otras vidas tienen en la nuestra. Yo tengo claro quienes son los hitos en mi vida, los puntos referenciales, pero me resulta imposible saber si alguien me considera de la misma manera; el tema es que para averiguarlo tendría que morir, pero a esas alturas me imagino que ya no me importaría esa información ni me sería de utilidad alguna, y tampoco planeo hacerlo pronto, prefiero quedarme con la duda.

Ultimamente le tengo miedo a los recuerdos que no dejo.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

16 comentarios to “EL RECUERDO QUE NO DEJO”

  1. mu Says:

    los bloggeros te extrañariamos.. .

    jejeje

    oie pero los obituarios son bien simples, no hay como que dedicatoria feeling ni nada. No les parece?

  2. peregrinoinmovil Says:

    Mu, lee los obituarios, algunos pocos tienen palabras muy sentidas que escapan al corsé del formalismo.

    Nos leemos.

  3. Yanina Says:

    a veces un punto referencial es alguien que ha recorrido mucho y otras veces uno se sorprende con alguien tan ‘joven’ o más que uno que le enseña tanto, es cuestión de tener los ojos muy abiertos. por lo demás mu tiene razón… vaya que extrañaríamos al pere!

  4. RacuRock Says:

    okok.. yo te dedicare un post.. .pero me avisas antes de morir para ir preparandolo.. suerte

  5. El Chepis Says:

    Ja, se me adelantó Mu.

    Los bloggers, colegas, anónimos, amigos de quien en vida fue Don Peregrino Peroni…

  6. Imberbe_Muchacho Says:

    en si ya has djado recuerdos, toda persoan , asi sea incoentemente, deja una esencia de si en el resto. puede que nunca te recuerden, pero pueden extrañar la esencia que esta daba a sus vidas

    Por otro lado, mejor piensa en los recuerdos que te llevas, y no en los que dejas

  7. Fiore Says:

    Concuerdo con Imberbe, no queda mejor recuerdo que el que tienen el resto de ti, asi (sin quererlo) serias inmortal

    Un bso

  8. PETISITA Says:

    Tu post me ha hecho pensar en lo que es tener una relacion virtual con la gente. claro, yo por ejemplo nunca he visto a muchos de ustedes o visto fisicamente ni los he experiemtnado en tercera dimension. Se que existen, y se que estan pero no fisicamente. Es como un tipo de vida incorporea, como seria alguien que se muere y cuyos recuerdos son los que mantenemos vivos. Claro, no hay comunicacion en tiempo real como lo hay en una relacion virtual, pero pasa con gente que no ves hace mucho tiempo, y no llamas hace mucho pero sabes que existe. uuuuy creo que me fui al jocara con mi divague…..

  9. schatz67 Says:

    Peregrincho,

    Amaneció dark usté. Siempre leo la lista del taxi sábados y domingos,básicamente para ver si algun conocido social se embarcó sin previo aviso.

    Cuando hay algo relacionado a la muerte siempre mencionó parafraseando a alguien famoso “que eso de morirse lo dejo yo para el ultimo”. En todo caso creo que mejor que tratar de ser referencia de alguien es tratar que la gente que nos ha dado su afecto sepa también lo que sentimos por ellos.Al final, el cariño y el amor son las unicas cosas trascendentes que dejamos y que nos llevamos de esta porca miseria.

    Un abrazo

    Schatz

  10. carlitos 7.9 Says:

    Yo generalmente no leo esa seccion , no recuerdo haber hecho uno para mi padre, sinceramente mienttras estes vivo solo te preguntas por un ¨tu¨ muerto , sana vanidad derrepente…
    Cuanto mas generaciones pasen los humanos mas simples seremos olvidados rapidamente , por ahí alguien encontrará fotos nuestras en una venta de cachivaches en el centro de Lima y dirán ¨quién habrá sido este…¨

  11. Truly Says:

    Yo si te extranharia…
    quien mas me conversaria medio borrachito en las madrugadas????

    O talvez a quien le conversaria yo, media borrachita en las madrugadas jijiji

    Viste? harias falta!

  12. ivan-boi Says:

    mmm no leo los obituarios.
    Creo que las personas que ven de fuera ven mejor, es por eso que no podemos decir como los demás nos perciben.

  13. Elmo Nofeo Says:

    La vida eterna consiste en sembrar ideas.

    Un árbol envejece y cae, un libro se pierde una biblioteca, las ideas buenas siempre perduran y por donde se empieza, es sembrándolas en los hijos, en la familia, en los alumnos, en la comunidad, etc.

  14. Acitsonga Says:

    Hay obituarios sentidos como los que describes en los que se trasluce el vacío que dejaron esas personas en las vidas de sus más cercanos sobrevivientes y hay otros (los más) que me provocan suspicacias, es que tenemos la costumbre de recordar siempre lo mejor de alguien que acaba de morir, no hay muerto malo, así este haya sido un hp o una rata de alabañal mientras vivió.
    Es interesante la pregunta que te planteas al final pues te descubre como una persona sensible y que sin notarlo talvez ya dejaste un recuerdo amable en la vida de todas esas personas que evocas con cariño.

  15. Acitsonga Says:

    Hay obituarios sentidos como los que describes en los que se trasluce el vacío que dejaron esas personas en las vidas de sus más cercanos sobrevivientes y hay otros (los más) que me provocan suspicacias, es que tenemos la costumbre de recordar siempre lo mejor de alguien que acaba de morir, no hay muerto malo, así este haya sido un hp o una rata de albañal mientras vivió.
    Es interesante la pregunta que te planteas al final pues te descubre como una persona sensible y que sin notarlo talvez ya dejaste un recuerdo amable en la vida de todas esas personas que evocas con cariño.

  16. Zarela Says:

    Yo tengo ese misma costumbre de leer los obituarios del comercio..ya no soy la unica ..jaja..

    saludos..

    buen blog.

    Zare.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: