UN VERANO UNA BICICLETA

Hace algunos días estaba leyendo un blog amigo Launisch ist das Gluck, donde había un post sobre las bicicletas, ya que el autor de dicho blog es un fan de ellas, así que intercambiamos algunas ideas sobre el tema, ello me trajo a la memoria la última vez que subí a una de ellas y eso de inmediato me llevó a rememorar una tiempo en que fui feliz sobre mi bicicleta.

Como toda buena historia sucedió un verano, de hace muchos años, la verdad no termino de recordar plenamente el año, me imagino que fue por el 82 o el 83; recuerdo que ese verano lo único importante de este mundo era mi pandilla, las salidas y mataperradas con ellos, quienes como yo eran una sarta de imberbes, que aún no teníamos la capacidad de engendrar un crío pero hablábamos con sapiencia y la mayor naturalidad de nuestras mujeres (todas imaginarias ciertamente, pero no lo comenten en voz alta).

Ese verano estaban dando en un canal de señal abierta (si pues no existía el cable ni la internet ni lo celulares) una serie española que se llamaba Verano Azul, la cual contaba las aventuras de una pandilla de amigos y amigas (de mas o menos nuestras edades) que se pasaron la temporada de verano juntos ya que estaban disfrutando sus vacaciones en un pueblo costero. Esa serie, por un tema de imitación creo yo, dio pie a nuestras aventuras en bicicleta, que no eran otra cosa que largos paseos de muchas horas.

Como ya lo dije antes, mi niñez y adolescencia la pase entre los abismos y el mar, descendiendo paredes de tierra y roca para llegar al mar, caminando por los espacios vacíos para sentir el viento contra mi cuerpo, jugando con la garúa que llenaba mis madrugadas, recorriendo los techos de las casa vencidas por los años y jugando libremente por unas calles que eran nuestras; así que traten de comprender la magnitud de la libertad que una bicicleta, fiel compañera, me/nos proporcionó, ya que hizo que los límites de nuestras aventuras se ampliaran exponencialmente, nuestro reino se hizo vasto y nuestra ambición por recorrerlo también.

Fui feliz recorriendo unos caminos que eran mas amigables que los de hoy, aprendimos a recorrer con tranquilidad las calles con árboles, a usar la bicicleta como banquito para ver mas allá de las paredes protectoras de las casas construidas contra el horizonte, a pedalear fuerte cuando los perros nos perseguían, a disfrutar del viento que calmaba a nuestra piel expuesta al sol, a conversar para contar nuestros secretos y ambiciones de niños, a ser bravucones enfrente de los chicos de los otros barrios, a acelerar el paso cuando la hora de llegada a casa nos ganaba, nos enseño a apreciar el valor de la complicidad que te da la amistad que se cocina a fuego lento. Fui feliz sobre mi bicicleta ese verano.

Hoy esa bicicleta compañera no existe, como mucho en esta vida cargada de ironía, su final fue inmerecido, la robaron miserablemente de mi casa; hoy esos amigos que eran para siempre ya no están en mi vida; nuestros caminos de verano se abrieron con el tiempo, cada una de nuestras bicis tomaron su propio rumbo. Alguna vez cuando recorro esas calles de las que fui dueño en un tiempo pasado los encuentro por ahí, con un gesto similar al mío, uno que refleja cariño y nostalgia, que carga promesa y amistad, que lleva tristeza y alegría.

Algunas veces cuando los veo ya con canas y barriga, con esposa e hijos, solamente puedo ver a los impúberes libres que recorrían los caminos pegados al abismo, solamente veo la alegría infinita de haber sido parte y el cariño inmenso con que atesoramos esos recuerdos.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

11 comentarios to “UN VERANO UNA BICICLETA”

  1. alfredo Says:

    me acabo de comprar una bici despues de varios años de no montar

    ya doble un aro en menos de dos semanas de uso

    y ya llegue a casi 40km/h que para una montanera no esta nada mal

    y creo que he regresado unos 15 años cada vez que me subo y monto por una hora

  2. eldoctorhache Says:

    “Las bicicletas son para el verano…”, aunque también a mí me hablen más de la primavera de mi vida. Precioso artículo, palpitante, escrito con el corazón.

  3. Jano Says:

    Recuerdo que para mi montar bicicleta se me hizo muy dificil, hasta que después de muchos intentos lo logré. Y era libre. Era increíble la sensación de conducir, de manejar, de sentir que en tus manos estaba el control de un Jet con la velocidad del sonido, hasta misiles disparaba.

    Así en bicicleta recorrí un poco de la niñez, de la adolescencia, inclusive hasta en bicicleta un día me enamoré de una ventana.

    A veces me levanto y quisiera volver a tener 15, pero a los 24, la bicicleta ahora es mi cámara y las ganas de nunca dejar de pedalear.

  4. drea Says:

    yo no se manejarlas ;(

  5. kelly Says:

    Oh la bici!! me remontan recuerdos de cuando tenia 13 y 14 años, osea toda una adolescente, en esos veranos me llevaron d vacas a Pucallpa, y como no conocia a nadie mi fiel amiga fue una bici con la que salia a manejar por todo el barrio, con lluvia o sin ella, era lo maximo!! O tambien salir a la carretera y manejar a toda velocidad sin agarrar el timon jajaja..si q imprudente verdad..quien no lo es a esa edad???…pero nadie me quitara la experiencia vivida en esos momentos realmente felices junto a mi bici…

  6. Absynthe Says:

    Es verdad, con las primeras bicicletas uno va más allá de lo que suele imaginarse. Y esas exploraciones son inolvidables. Incluso cambian tu percepción de la ciudad y de las distancias.

    Es un juguete para grandes y chicos.

  7. schatz67 Says:

    Manejar una bicicleta ya no es tan seguro como solía serlo antes en Lima.Pero uno al verlas circular apela a la nostalgia de tiempos donde todo parecía más accesible y menos complicado.

    Hace algun tiempo hice también referencia a la serie “Verano Azul” catalogando la muerte de Chanquete como uno de los episodios más tristes que me ha tocado ver en la tele. Me alegra saber que no era un shorón solitario.

    Un abrazo

    Schatz

  8. Juan Says:

    Vaya, si bien mi infancia fue diferente, entiendo muy bien lo que quieres decir, a veces es la bici, a veces son otras cosas las que sirven para ampliar nuestros horizontes. Buen post mi estimado.

  9. Pau Says:

    Las bicicletas son para el verano, es una peli mitica de Jaime Chavarri que te la recomiendo. Una mirada inocente de toda una epoca (la guerra civil española), muy tierna, eso si.

    Recordar es un ejercicio muy agradable, mas aun en estos tiempos cuando se echa de menos el “bien perdido” o mas bien, robado, por estos toiempos modernos: caminar por las calles sin el temor de ser seducido por un extraño, las pistas sin asesinos tras el volante, los barrios calmos. Quizas lo unico que no se ha perdido es la inocencia de la niñes y eso me parece un acierto, pero no es ningun merito.

    Sobre “Verano azul”, curiosamente, nunca vi esa serie, pero es mas que conocido que fue un golazo, aqui, alla y seguro en muchos lados mas. Inclusive, en un programa de tve que hace revision de lo que se cocia en la tv en otros tiempos, mencionaron que ha sido la serie mas repetida (con exito) de esa televisora. Yo soy generacion Nubeluz (las ultimas temporadas cuando ya no era en el Amauta) asi que ando en otro lio.

    Largos recuerdos de bicicleta y mas saludos aun.

    Pau
    Triciclero

  10. Dragón del 96 Says:

    Epa! Tambien recuerdo mi bici como si la hubiese usado ayer, pero ya es otro cuento, uno crece y tiende a querer contaminar el medio ambiente con su auto.

    Quien no fue feliz montando una bici y mejor aun sacandose la m en ella. Tengo cicatrices que lo prueban.

    Slaudos.

  11. Yanina Says:

    verano azul la favorita de mis hermanos y como buena enana sapa yo trataba de entender 😛

    a los 10 ya tenia mi gran bici pero nunca las andanzas porque era una chica, y mira que loco, di a parar a holanda, aqui solo hay bicicletas y mas bicicletas y todo mundo subido en ellas, dan risa todas viejas y destartaladas sobre todo en amsterdam.

    —hey recordar como volver a vivir, saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: