DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 4

Es en este punto de mi vida y relación con mis padres, donde solamente me quedaba sentarme a esperar el cambio universal, el desastre, la oscuridad; así que mi terquedad y yo nos preparamos para el evento.

Mi cuarto se volvió la trinchera inexpugnable, el último reducto de resistencia de la cordura, básicamente el único lugar donde podía estar sin ser sometido a la dulce presión paterno/amical ni tener que ver el incesante movimiento de personas atareadas preparándose para el cambio; quiero aclarar, esto no es un apocalipsis y de acuerdo a esta visión el cambio tendría que haber sido positivo, ya que el hubiera permitido a la humanidad reconocer su pequeñez y soberbia, digamos que no sería algo tan malo.

Pero el tema que yo insistía (neciamente) en discutir, era que avisos, señales, predicciones como estas han habido durante toda la historia del planeta, con los humanos dentro, y que nunca, repito NUNCA paso nada y que cuando pase sencillamente el meteorito/asteroide nos reventará a todos y nos moriremos, esa era/es mi visión.

Continuando, ya todos preparados, el día se acercaba con pasos de 24 horas cada uno, la tensión aumentaba con cada paso dado, se hacían los últimos preparativos, se terminaban de pulir los planes de supervivencia, los relojes eran sincronizados, solamente faltaba la pintura negra sobre los pómulos para que todos fueran comandos al borde de un rescate suicida.

Hasta que finalmente llegó el día, la mañana, la tarde, la noche y no pasó nada; bueno, casi nada, el famoso meteorito/asteroide efectivamente pasó cerca a la tierra, es decir, a miles de miles de kilómetros del punto mas alto de este planeta, y como tal pasó y se fue sin pena ni gloria, el meteorito/asteroide, por que lo que es yo me sentí reivindicado en la aplicación de mi lógica aristotélica/kantiana/platónica/budista/zen, mi intelecto y mi poca fé (o mucha depende de como se mire) se había encaramado por sobre las creencias esotéricas, por sobre los miedos, pero mucho mas triste por sobre el deseo de cambio sincero en los hombres.

Si, lo que estas personas cuasi hippies new age (incluyo al serio de mi padre con bigotes y todo)  propugnaban o añoraban era que la humanidad se de cuenta que somos parte de todo, que no estamos en compartimientos estancos, que estamos integrados, que nuestro afán autodestructivo finalmente no va a llevar a eso,  a la autodestrucción.

Estos locos hippies tardíos, propugnaban un camino de paz y de reconciliación, de reconocimiento de uno en el otro, de hermandad; se que la creencia en este cambio vía meteorito/asteroide no resiste análisis lógico, ya que este tipo de transformación debe ser interno no externo; pero también es cierto que ahora, con el paso de los años, no puedo negar mi  tremenda ternura y respeto hacía cada uno de ellos, por que todo esto fue hecho de buena fé, con la mejor voluntad, con el deseo firme de hacer una diferencia y con el corazón abierto para recibir extraños en tu casa.

No puedo ni quiero negar, que estos años transcurridos me han permitido ver con otros ojos esas acciones y reconocer a mis padres como son, idealistas, solidarios, que creen que el ser humano es bueno por naturaleza, que la confianza es un regalo que se otorga, que el corazón es para abrirlo a cualquiera, que la humanidad aún tiene esperanza de cambio.

 No me queda otra cosa que agradecerles por intentar darle, al descreído que soy, esa otra visión del mundo.

Me desconecto.

 Adeu…

Anuncios

8 comentarios to “DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 4”

  1. Marea Says:

    Conforme vamos creciendo vemos a nuestros padres y sus ideas bajo otra perspectiva, me gusta que hables con tanto cariño de ellos. Me hubiera gustado que mi viejos sean algo locos, pero no me tocó.

  2. alfredo Says:

    peregrinazao

    que cosa para mas positiva que sacaste del evento

    me parece simplemente genial

    “hay confianza o no hay confianza?”

    HAY CONFIANZA PEREGRINOOOOOOOOOO

    (cuando pasas por aca para abrir mi cava?)

  3. IxcheL Says:

    Estoy segura que me llevaría muy bien con tus padres ¿me los presentas? ¿vives donde?

  4. David Santos Says:

    Te felicito por tu trabajo y deseo un buen fin de semana

  5. Sarah Says:

    Creo que definitivamente pasó algo. Contigo y la relación de tus padres.
    Definitivamente eso fue lo que te dejó el episodio plagado de meteoritos.
    Todo se entrelaza…
    🙂

  6. imberbe_muchacho Says:

    jejejeje, ahora que lo leo todo de tiron…ya te voy conociendo tio peregrino !

  7. Dragon del 96 Says:

    Floro: Creo que el meteorito paso por la relacion que entre tu padres y tu habia, ello los llevo a refugiarse en un solo punto que es la confianza.

    No floro: En algun afiche de tiendecita provincial lei (y tb en un libro de sicología) que a medida que vamos creciendo vamos dejando de creer en los viejos hasta cierta edad (30-40 supongo) donde el respeto que les quitamos vuelve a aparecer como por arte de magia… y nuestro castigo es que nuestros hijos pasen por lo mismo hacia nosotros.

    Slaudos.

  8. Petisita Says:

    Que bien que relatas esta experiencia de tu vida Peregrino, me encantó. Ademas pude ver a tus padres muy claramente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: