DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 3

Todas estas actividades dieron paso al proceso de lavado de cerebro (de ellos hacía mi) para plegarme al movimiento y de mi declaración de independencia que quedó reducida al espacio de mi habitación; pero esto lo relataré en el siguiente volumen.

 Este proceso de “adoctrinamiento” se tradujo en dos esfuerzos básicos por parte de los “iluminados” (y lo digo con cariño), el primer objetivo, que me uniera a la causa, el segundo objetivo, que diseminara la palabra entre mis amigos y les dijera que mi casa era un refugio al que podían llegar para estar a salvo. Si claro; pero como podrán percibir, si yo pasaba al objetivo dos entonces/ergo daba por aceptado el objetivo uno.

Claramente no iba a dar mi brazo a torcer, casi nunca lo doy y menos cuando me entra el caracter de cholotercosutepistataxistaapuradoconcaracterdechoferdecombi, y como se imaginarán yo estaba ya en ese punto, donde las razones no erán válidas, ni aunque Stephen Hawking me las explicara una y otra vez, así que el cierre de las discusiones bizantinas fue el siguiente:

– Hijito pero cuando pase esto, tienes que ser parte del grupo

– No, no pasará nada y no seré parte de ningún grupo, esto ya lo hemos hablado

– Pero no seas necio, cuando llegue el frio por lo menos refúgiate en el cuarto donde está la estufa

– Prefiero morir congelado en mi cuarto; con lo que cerré de manera cuasi definitiva el tema; y digo cuasi por lo siguiente, que además me lleva al objetivo número dos.

Cuando uno escucha tanto algo, por mas que la razón le imponga un sentido lógico al tema, por mas que uno este seguro seguro que nada va a pasar, algo queda, maldita sea; así que hable con mi señorita enamorada de ese momento, muy cariñosa y comprensiva ella, y le dije que si algo pasaba, que yo no creía pero por siacaso, mi casa era un refugio para ella y su familia; lo tomo con la calma y tranquilidad acostumbrada, no hizo comentario ni broma alguna (excepto cuando vio las herramientas de supervivencia que padre tenía bajo la cama, con lo cual no se pudo contener); y una vez pasada la verguenza con ella, no me quedo otra opción que decirselo a los mejores amigos (los consecuentes) siempre por siacaso, aunque se los comunique de manera vaga y críptica algo como:

 -Amigos si algo pasara siempre podrán contar con mi casa (o algo similar); y bueno el corazón es grande pero la verguenza también.

Es en este punto de mi vida y relación con mis padres, donde solamente me quedaba sentarme a esperar el cambio universal, el desastre, la oscuridad; así que mi terquedad y yo nos preparamos para el evento.

Me desconecto.

Adeu…

Anuncios

2 comentarios to “DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 3”

  1. Dragon del 96 Says:

    No se por que te veo como Lisa Simpson queriendo negarse a la idea de que Homero tiene razon cuando el mundo se va a acabar… y el susto que sintio cuando se enfrento a ello.

    Slaudos.

  2. Petisita Says:

    y esto supuestamente cuando fue????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: