DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 2

Continúo con el último párrafo. 

Finalmente no se si fue para todos, pero para mi si, por que se desató la locura.

Los cambios fueron rápidos y sorprendentes, me tomaron sin poder preparar mis defensas por todo lo alto, solamente tuve un par de batallas intelectuales con mis padres y la secta de amigos seguidores; intercambiamos ideas, y alguna que otra puya (la mayoría de mi parte), para ello tuvimos comidas y almuerzos que nos permitieron la no tan sana discusión.

El tema de conversación era el siguiente; este asteroide o meteorito iba a pasar tan cerca de la tierra que iba a producir un cambio radical en la humanidad, sobrevendrían 3 días de oscuridad completa en los cuales no habría energía, ni celulares, ni nada de nada, la temperatura bajaría dramáticamente por lo tanto había que preparse para esos momentos; para ello, se escogieron algunos “refugios”, y adivinen que, mi casa, la casa grande era, de la nada y sin mi opinión favorable, un refugio. Pero no crean que esto era un tema declarativo, es decir, “Mi casa es un refugio y ya”…. no señor, no, había que hacerle modificaciones.

Y esto fue lo que comenzo a pasar durante las semanas previas al desastre “deseado”, en medio de mi creciente desesperación y pérdida de buen humor de manera directamente proporcional a la locura de las modificaciones y acopios; un día llegué  a mi casa y que me encuentro?, que las ventanas fueron selladas con plásticos y cintas adhesivas para evitar que el frío penetrara en la casa-refugio (debo reconocer que esto sirvio para otra cosa indirectamente ya que bajo el nivel de ruido que entraba de la calle, pero no se lo digan a mis padres), y ustedes dirán ya eso es, no señores error.

Lo que a continuación detallo son hechos reales, sin mayor orden y además no están todos, solamente los que recuerdo; arranco; uno llega tranquilo a su hogar y con que se topa este ser, con que el cuarto de mis padres estaba sin un pedazo de techo, de techo!!!!, y uno pregunta a que se debe, la respuesta, estaban instalando una estufa y esa era la salida del humo (recuerden que les dije que iba a haber un frio intenso); otro día, abres las puerta de tu casa y encuentras 350 kilos de carbón, para que carbón se preguntarán, para la estufa pues, no se acuerdan lo del frio?; esto independientemente de los acopios, latas de atún y otras conservas, frutas secas, tallarines, velas (teníamos velas para iluminar Lima en alguna llegada del Papa), papel higiénico, todo ello acumulado en el cuarto de mi hermana (que parecía una tienda de barrio), ya que intentaron poner algunas cosas en mi cuarto y luego de mandarlos al desvío cerré la puerta con llave. La acumulación de productos no fue cosa de un día, fueron semanas de traer productos.

A esto le deben sumar, las casacas de plumas contra el frio, las herramientas de supervivencia y el infinito grupo de personas que entraban y salían de mi casa si cesar para terminar con la poca cordura que aún intentaba sostener.

Vuelvo a recordar que mis padres son seres normles, buenos, respetuosos de la ley, tranquilos y generosos; pero que de vez en cuando sufren de demencia temporal.

Todas estas actividades dieron paso al proceso de lavado de cerebro (de ellos hacía mi) para plegarme al movimiento y de mi declaración de independencia que quedó reducida al espacio de mi habitación; pero esto lo relataré en el siguiente volumen.

Me desconecto.

 Adeu…

Anuncios

5 comentarios to “DEL FIN DEL MUNDO O LA LOCURA DE MIS PADRES vol. 2”

  1. alfredo Says:

    eso se parece a la pelicula de “Running with scissors”

    que locura

  2. Absynthe Says:

    Al menos no decidieron hacer un refugio subterráneo… imagínate abrir la puerta de tu cuarto y encontrarte con un bulldozer y una cuadrilla de obreros 3 metros bajo el nivel de lo que era el piso… surreal.

    Como me he reído.

    La palabra clave es deseado. Supongo que hay algún propósito para que sea ‘deseado’.

  3. IxcheL Says:

    Yo disfruto de las locuras, lo que otros suelen llamar estupidez pero sin ella nunca nos atreveríamos 😉

  4. Dragon del 96 Says:

    Jajaja, de verdad… hablas en serio? Jajaja. Que loco! Y como ibas a terminar tu? Como Brendan Fraiser en Blast from the past?

    Slaudos.

  5. Petisita Says:

    wow que locura! no tengo sueño y decidi leer post antiguos y me encuentro con esta historia. Pero asi es, hasta las personas mas cuerdas caen en cosas asi. Seguire leyendo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: